Bienestar

Novias naturales para belleza atemporal

Ella es la protagonista y, aunque muchos aseguran que la felicidad embellece, cuidar cada detalle marcará la diferencia. Carlos Aguilar, director artístico de Casa Carlos Aguilar y de la Academia de Maquillaje que lleva su nombre, comparte unos consejos esenciales

ctv-22j-dopodomani 025
Por Claudia Poller @pollerglam Fotografías cortesía

Lo primero que debe tener en cuenta la novia es que ha de lucir bella tanto el día de la boda como cuando vea las fotografías del festejo 15 años después. Por eso, el asesor de imagen Carlos Aguilar, que tiene 20 años de experiencia embelleciendo a las mujeres en su matrimonio, propone que el estilo elegido sea neutral y atemporal, sin que estén tan marcadas las tendencias de maquillaje y peinado del momento. Además, comparte, todo en ella debe contar una historia armónica que se desarrolla con cada detalle.

Maquillaje 

El experto recomienda que la novia luzca muy natural. “Se deben hacer correcciones, pero lo indispensable es que el especialista que la atienda se esmere en obtener una buena piel. Preferiblemente debe emplear una base de doble función, que comúnmente conocemos como panqué,  y sellar con polvo. Este tipo de  maquillaje es mucho más duradero, lo cual es fundamental porque la novia pasará muchas horas maquillada y en constante contacto con personas que querrán besarla y tocarla. Además, muchas deciden tomar fotos previo a la ceremonia, y cuando lleguen a la celebración deben lucir tan fabulosas como si estuvieran recién arregladas.

En cuanto a los ojos, el tratamiento es más delicado. “Bastará con un delineado marrón, y sólo si la novia lo exige, en negro”. Es un día de muchas emociones y un maquillaje muy recargado puede correrse con las lágrimas propias del momento, lo que arruinará el acabado. Aguilar destaca que si ella suele usar poco maquillaje, realizar un ahumado intenso o muy marcado puede generarle un shock, al punto de sentirse incómoda en tan importante ocasión. En tal sentido, recomienda realizar  una prueba, que si bien no será exacta al resultado del día de la boda, le permitirá conocer al estilista y visualizar cómo lucirá.

Es muy importante el uso de pestañas postizas. El especialista en maquillaje de novias sugiere que sean pestañas por puntos, para que en caso de que alguna se desprenda no arruine el efecto que generan estas potenciadoras de la mirada. Las pestañas corridas pueden levantarse en alguna comisura, y si esto ocurre y no tiene como volver a adherirla, deberá quitarla por completo. Si decide utilizarlas, tienen que quedar muy bien pegadas para evitar incidentes. Debe ser un producto de calidad hipoalergénico y a prueba de agua. Recuerde que con abundantes pestañas la mirada sobresale.

Otro elemento fundamental es el cuidado de las cejas. Las novias deben realizar el depilado por lo menos con una semana de antelación, sobre todo si utilizan cera caliente. De esta manera, cuando se maquille la piel estará sana en caso de algún accidente (como quemadura). Jamás espere el día de la boda para depilarlas.

Los labios suelen usarse en tonos neutros o rosa, preferiblemente en una textura mate, que está muy en tendencia desde hace más de un año. Lo bueno de aplicar un labial mate es que suele ser de larga duración, intransferible y, a diferencia del brillo, no se pegará en el velo.  

El cabello 

El cabello siempre es protagonista. A algunas les aterra recogerlo por temor a parecer de mayor edad. Aunque el peinado suelto está muy en tendencia, es preferible llevarlo recogido para que permanezca arreglado toda la celebración.

Muchas  novias, sobre todo las que aman lo clásico, lucen hermosas con peinados muy prolijos, con todo el cabello ordenado y cada hebra en su lugar. No obstante, los peinados más demandados son los recogidos al descuido; son relajados, románticos, entorchados,   muy al estilo helenístico, grecorromano, con trenzas y muchas ondas, que le dan naturalidad y aportan frescura y atemporalidad.

Con el objeto de sorprender a sus futuros esposos, hay quienes deciden cambiar el color del cabello para la boda. Algunas optan por las populares mechas californianas, que implican una base oscura y las puntas claras. En tal sentido, Aguilar recomienda que incluyan reflejos desde la raíz hasta donde comienza el aclarado; de lo contrario, al hacer el moño lucirá como cabello postizo.

Lo ideal es concertar una cita previa con el estilista para determinar si requiere rayos de luz en el cabello, una hidratación o colocar extensiones para lograr el peinado que sueña utilizar ese día.

El retoque 

Aunque las novias no llevan cartera, es importante que tengan disponible un portacosméticos que contenga polvo compacto y labial, y que incluya laca y peine, para retocar el maquillaje. Ese pequeño bolso puede estar bajo custodia de la wedding planner o de un familiar cercano.

También existe la posibilidad de contratar un servicio de retoque. De esta manera, un estilista se acercará  al lugar de la boda a una hora determinada para  pulir el maquillaje y ajustar el peinado. Así se garantiza que la novia realmente luzca perfecta toda la noche.  Este servicio es un lujo, pero vale la pena para que se vea formidable en toda la celebración y en cada una de las fotografías.

Accesorios 

Aguilar recomienda que los zarcillos sean tipo joya, elegantes; pero si la novia desea zarcillos largos, también están permitidos. Aclara que hasta en la extravagancia hay un equilibrio y aunque se fusionen varias tendencias, debe haber armonía. Para adornar el cabello se ha expandido el abanico de posibilidades con la utilización de tiaras, coronas, rosas, orquídeas. Cada quien puede usar lo que le guste, siempre y cuando esté en  contexto.

Asesoría para impactar 

El director artístico de Casa Carlos Aguilar sostiene que en cuestión de imagen debe haber  un hilo conductor para que el maquillaje, el peinado, el vestido y los accesorios engranen  en armonía. En una cita de asesoría se evalúan el cuerpo y la piel para determinar el  vestido, maquillaje y peinado apropiado, y también se realiza el  “visajismo astral”, que permite definir si es extravagante, sencilla o clásica.  De esta manera se podrá definir el concepto que generará el hilo conductor de la historia de la novia, para explotar al máximo su estilo y personalidad y lograr que quien la vea desee lucir  así de impactante el día de su boda.

Carlos Aguilar en Instagram: @carlosaguilar85 @casacarlosaguilar