Deportes

Puerto Rico ahora va contra Holanda en las semifinales del Clásico Mundial

Los boricuas aseguraron el primer puesto del Grupo F y, de paso, eliminaron a la selección de Venezuela

 

ctv-8b9-puertorico-efe-clasicojpg 1718483347

La fiesta de las cabelleras rubias de Puerto Rico continuará hasta la última ronda del Clásico Mundial de Beisbol.

Puerto Rico abrió el partido con cuatro carreras y seis hits consecutivos, y después aguantó una remontada tardía de Estados Unidos, para imponerse por 6-5 y avanzar a las semifinales del Clásico.

Los boricuas aseguraron el primer puesto del Grupo F, y enfrentarán mañana a Holanda en el Dodger Stadium por el boleto a su segunda final consecutiva. Hace cuatro años, perdieron ante República Dominicana en el partido por la corona.

“Estamos contentos por el trabajo que todos han hecho”, dijo el bateador designado Carlos Beltrán, uno de los veteranos de un plantel con jóvenes figuras de las Grandes Ligas como Carlos Correa, Francisco Lindor y Javier Báez. “Creo que a los muchachos han hecho un buen trabajo. Estoy contento por nuestro país y por nuestra gente. Están muy orgullosos de nosotros, y espero que podamos terminar nuestra misión”.

Exuberantes en sus festejos y con las cabelleras y barbas teñidas de rubio, los jugadores de la selección puertorriqueña están invictos en sus seis encuentros hasta ahora.

La otra plaza para semifinales del Grupo F será para el ganador del juego entre Estados Unidos (1-1) y República Dominicana (1-1). El vencedor jugará el martes contra Japón. El resultado también eliminó a Venezuela (0-2), rival de Puerto Rico el sábado por la tarde.

Cuando Edwin Díaz ponchó a Josh Harrison para terminar el partido con Brandon Crawford parado en tercera, los jugadores salieron corriendo del camerino de Puerto Rico para festejar en el infield. Después de unos cuantos minutos en el camerino, el plantel regresó al terreno ondeando pequeñas banderitas y para celebrar con un grupo grande de fanáticos cerca de las gradas de primera base, que ondeaban bandera, cantaban y bailaban al ritmo de panderos.