Deportes

Próximo torneo de la LVBP será en homenaje a Domingo Carrasquel

La primera medida de la Convención Anual del beisbol profesional, que este miércoles comenzó en Margarita, fue este reconocimiento a una figura que durante casi seis décadas fue protagonista con varios equipos

Domingo Carrasquel

LVBP

El legendario Domingo Carrasquel, infielder, coach, manager y gerente, infielder de cuatro equipos diferentes y primer piloto campeón de los Cardenales de Lara, será la figura homenajeada en el campeonato 2018-2019 del beisbol venezolano, según decisión de los equipos este miércoles, en el inicio de la Convención Anual de la LVBP.

Carrasquel murió en septiembre de 2016, a los 79 años de edad, mientras continuaba vinculado a los pájaros rojos como asesor de la directiva en el área deportiva.

Perteneciente a una de las familias más reconocidas en los diamantes locales, el caraqueño estuvo ligado al circuito durante casi seis décadas, desde su debut como jugador en 1957. Defendió al Caracas, Magallanes, Pampero y Lara hasta 1971, y a partir de 1974 trabajó como gerente general de los crepusculares.

Fue nombrado timonel de los occidentales en 1989 y clasificó a dos finales consecutivas, perdiendo una en siete juegos y ganando la segunda, para ayudar a escribir uno de los capítulos más recordados en la historia de la divisa.

Su estilo cálido, frontal y afectuoso se reflejó en su manera de dirigir: en aquellos pajaritos todos tenían una oportunidad de saltar al campo y aportar a los triunfos, creando un ambiente que resultó decisivo para estimular a un conjunto mayormente joven, con peloteros que se convertirían en históricos, como Luis Sojo y Robert Pérez.

“Dio mucho por el beisbol”, recordó Humberto Oropeza, presidente de los Cardenales, a través de un comunicado de prensa. “Empezó como recoge bates del Cervecería Caracas, con el que jugaba su hermano Alfonso Carrasquel y antes su tío Patón Carrasquel. Luego, pasó por varios equipos. Como técnico, creó una escuela de muchos jugadores, que siempre lo han recordado y elogiado, porque no solamente les enseñó los secretos del beisbol, sino la disciplina, la ética de trabajo y la responsabilidad ciudadana”.

“Fue un factor muy importante en la creación y la formación de la Asociación Única de Peloteros, junto con Dionisio Acosta”, agregó Oropeza. “Fue un baluarte de Cardenales y propulsor del beisbol menor en el estado Lara. Nos pareció la persona adecuada, dado su reciente fallecimiento, para que el campeonato llevara su nombre. Y nos sentimos muy complacidos que nuestra propuesta fue respaldada por los clubes. Sus méritos son incuestionables”.

También fue manager del Pastora de Occidente, sin el éxito que tuvo con los encarnados.

Su huella con los larenses fue tan profunda, que desde 2014 existe un premio a través del cual esa organización reconoce al mejor jugador de sus granjas en las Ligas Menores cada campaña.