Deportes

El momento de Mike Rojas

El estratega de los Leones del Caracas fue nombrado ayer como el Manager del Año de la temporada. También fue ratificado como el timonel de la manada para la próxima campaña y firmó como piloto de la filial Doble A de los Reales de Kansas City

Mike Rojas

Mike Rojas clasificó al conjunto melenudo a la postemporada

Son días importantes para Mike Rojas, el estratega de los Leones del Caracas. Consiguió trabajo en Estados Unidos al firmar como piloto de la filial Doble A de los Reales de Kansas City, fue ratificado por el alto mando capitalino como el timonel de la próxima campaña y se alzó con el premio Alfonso “Chico” Carrasquel al Manager del Año de la presente temporada.  

Incluso él, que no es afecto a las emociones ni amplios discursos, no pudo evitar dar muestras de alegría por los eventos recientes en su carrera. “Bueno, de 3-3”, dijo media hora después de derrotar a José Moreno (Cardenales) y a Omar Malavé (Magallanes) en la carrera por la distinción más importante para un estratega en la LVBP. “Es un honor. Comenzamos las semifinales y llega todo esto. Pero yo le doy todo el crédito a los peloteros y a mi cuerpo técnico. Me siento muy orgulloso por lo que me ha dado esta liga”.

Además de los logros personales, y como subrayó en sus primeras palabras, Rojas tampoco niega la satisfacción que le regala la clasificación de Leones a las semifinales. Los melenudos comenzaron ayer la serie contra Caribes de Anzoátegui en el Estadio Universitario.

Los recientes sucesos también tienen que ver mucho con la historia familiar del estratega de raíces cubanas. Su padre, Octavio “Cookie” Rojas, fue pelotero del Caracas a finales de los 60’s y principios de los 70’s. “Le pasé un mensaje por teléfono”, comentó el manager. “Seguro me responderá como 10 mensajes. Además es especial pertenecer ahora a Kansas City. Allí mi padre también jugó. Recuerdo que visitaba mucho el estadio y estuve en muchos juegos con él. Fui bat boy, ayudante, de todo. Aprendí mucho allí”.

Luis Ávila, presidente de la organización capitalina, destacó el equilibrio que le dio Rojas a un clubhouse que fue eliminado la campaña anterior, y que atravesó por rebeliones contra Alfredo Pedrique. Eso, aunado a su exitosa ronda regular, fue uno de los motivos para presentarle al timonel un contrato para el venidero torneo.

 “Aquí en Leones veo un futuro muy prometedor”, señaló Rojas al ser interpelado sobre el porqué decidió renovar con la manada. “Todo lo que he vivido ha sido muy bueno. Me ha gustado el trato que he tenido con los peloteros, la gerencia y los fanáticos. Ojalá esto dure por otros años”.

Contra la tribu. La alegría de las metas personales cumplidas y de tener al equipo entre los cuatro mejores de la temporada no trastocó el misticismo de Rojas. Confirmó que el zurdo Logan Darnell como el abridor del segundo juego contra Caribes; no obstante, prefirió “no enseñar sus otras cartas”, pues después del choque de anoche tenía pensado dar a conocer el resto de la secuencia de iniciadores.

El halo de misterio no existió al describir al siniestro Wilfredo Ledezma, quien fue tomado por el Caracas en el draft de sustituciones previo a la semifinal, proveniente de los Tigres de Aragua. “Él puede ser un relevista o un abridor. Lo conozco bien por sus días en Detroit”, destacó. “Lo escogimos a él porque Anzoátegui puede alinear hasta 7 bateadores zurdos”.

LA CIFRA

39 Victorias tenía Mike Rojas como manager de los Leones del Caracas antes del juego de anoche. También acumulaba 30 derrotas.

EL DATO

Alejandro Soto, lanzador mexicano contratado por el Caracas para reforzar la rotación en los próximos juegos, no había llegado al país hasta ayer en la tarde. Fuentes apuntaron el arribo del zurdo para anoche.