Deportes

Hit 100 de Gleyber Torres marcó otro hito en los Yanquis

Desde Mickey Mantle ningún jugador de la emblemática escuadra neoyorquina había logrado conseguir el centenar de imparables a tan temprana edad

ctv-mec-full 1383184e6
Por RAYNER RICO | rrico@el-nacional.com

El paso de Gleyber Torres en su primer año por las Grandes Ligas continúa generando consecuencias positivas, tanto para él como para los Yanquis de Nueva York, escuadra que ha visto como juego a juego su joven figura coloca su nombre junto aleyendas del beisbol.

El viernes en la noche en el Safeco Field de Seattle, el caraqueño tuvo otra de esas  jornadas especiales. Con un solo swing, que se tradujo en un jonrón de 376 pies de distancia, se encargó de escribir una doble historia para la emblemática escuadra neoyorquina.

Fue esa conexión con la que llegó a 100 imparables en la temporada y se convirtió en el cuarto jugador más joven en vestir la camiseta de los Yanquis con al menos dicha cantidad y primero desde que lo hizo Mickey Mantle en abril de 1952. Torres lo logró con 21 años y 268 días de nacido, mientras que Mantle lo hizo con 20 y 193 días.

La lista la completan Ben Chapman, quien alcanzó la redonda cifra el 20 de julio de 1930 (21 años, 207 días) y otra exestrella como Joe DiMaggio, el cual lo realizó el 12 de julio de 1936 (21 años, 230 días).

“Simplemente trato de mantenerme enfocado. El béisbol es un juego difícil. Algunas veces nos va muy bien y en otras muy mal. Te mantienes humilde, te mantienes enfocado y tratas de hacer tu trabajo”, le manifestó Torres a MLB.com a propósito del buen momento ofensivo que atraviesa.

El cuadrangular conseguido en el primer juego de la serie frente a los Marineros, también le sirvió para llegar a 23 en la campaña e igualar al propio Mantle con la segunda mayor cantidad para un yanqui antes de cumplir las 22 primaveras.

Solo DiMaggio pudo conectar más batazos de vuelta entera en una zafra con menos primaveras cumplidas que Torres y Mantle, cuando en 1936 alcanzó 29.

El rendimiento con el bate que ha tenido el venezolano ha rebasado las expectativas generadas en su entorno y está en puertas de convertirse en el nuevo ídolo de la exigente fanaticada de los mulos.