Deportes

Germán Márquez se siente satisfecho con su comando

El guayanés de los Rockies de Colorado expresó que está contento con lo hecho en su primera apertura primaveral. Este año trabaja en la curación del cambio de velocidad

Germán Márquez

AFP

A diferencia del año pasado, Márquez posee un puesto indiscutido en la rotación

Los Rockies de Colorados, acostumbrados a poseer ofensivas temibles pero inconsistencias en el pitcheo, debido a las características de su hogar en Denver, se ilusionaron el año pasado con el rendimiento de los novatos Kyle Freeland, Antonio Senzatela y Germán Márquez. Los tres fueron parte de la rotación, y los dos primeros meses de la temporada se alzaron como un tridente ganador.

Scouts y páginas especializadas como Baseball America y Baseball Prospectos señalan a Márquez como el más desarrollado del trío. Posee velocidad, aunque no tanta como Senzatela. Tiene control. Goza de capacidad para ponchar, gracias una alabada curva y el slider. El guayanés mostró sus armas en la primavera por primera vez el jueves.

“Me sentí bien”, dijo después de su primera apertura, en la que trabajó 2.0 innings, guillotinó a 2 adversarios, otorgó una base por bolas y aceptó un imparable. “Pude colocar la bola en las esquinas del plato, y eso es lo que estaba buscando”.

El éxito al poner la pelota en donde quiso se llama: buen comando. Allí radica la satisfacción de Márquez en su primera exhibición oficial en el año. Aunque no hay una complacencia absoluta. Su recta todavía no alcanza las 98 millas que mostró la zafra pasada, pero eso no inquieta al cuerpo técnico de los rocosos.

“Su mecánica de pitcheo se vio genial. La recta tuvo una buena colocación y también demostró que tiene un buen slider”, resaltó el manager Bud Black. “Lanzó algunos envíos en cambio en los que hemos estado trabajando. Aun debe sentirse realmente cómodo con el lanzamiento para poder contar con él en un juego”.

El objetivo evidente del cambio es darle a Márquez un envío que contraste con lisa que promedia las 95.4 millas por hora y su sinker que dejó un average en 2017 de 94.23 millas, según Brooksbaseball.net. La otra diferencia del derecho con respecto al año pasado es que es dueño indiscutible de un puesto en la rotación.

“El año pasado batallé con Antonio y Kyle”, comentó el serpentinero de 23 años de edad, que exhibió efectividad de 4.39 en 162.0 capítulos, y foja de 11-7. “Este año me siento un poco más cómodo, y solo trato de enfocarme en lo que debo hacer”.