Deportes

Freddy García debutó con triunfo en el año de su retiro

El “Torpedo”, con 41 calendarios acuestas, decidió regresar a la LVBP tras tomarse un año sabático. Quiere despedirse por todo lo alto con los Tigres 

García

La edad no perdona ni al más “fiebrúo” deportista que quiera mantenerse en acción. Cuando el cuerpo no empieza a responder de la misma forma, llega el primer aviso de que ya las cosas deben terminar. Con 41 calendarios encima, el “Torpedo” Freddy García volvió al país para despedirse como se merece un pelotero de su trayectoria.

Su estreno esta campaña, su octava en la Liga Venezolana de Beisbol Profesional (LVBP), se dio este jueves en el estadio Universitario de Caracas frente a los Leones del Caracas. Y vaya manera de presentarse: relevó en el quinto capítulo al abridor Stephen Perakslis y se acreditó su décimo triunfo en su historial en la liga. Lanzó 2.1 entradas sin hits, dio un boleto y pasó por la guillotina a dos contrarios.

“Soy consciente de que si no estoy haciendo el trabajo no tengo nada que hacer aquí, pero si estoy haciendo el trabajo sigo”, comentó. 

Aseguró que ya este era su último año como pelotero activo: “Regresé por el ambiente, la cosa de estar en el terreno y como me siento bien por qué no”.

El trabajo de García al bajarse del avión consistió en lanzar dos entradas en un juego interescuadras y el lunes lanzaría unos 80 pitcheos en la Liga Paralela para estar listo como abridor.

“Me tomé un año sabático pero me siento bien. Estoy bastante contento de volver”, dijo el experimentado serpentinero, hombre capaz de obtener 156 victorias en las Grandes Ligas y ser campeón de la Serie Mundial en el 2015.

Su futuro

García no tiene claro que es lo que hará después de su retiro. Pero seguro será algo ligado con el béisbol: “Hay muchas cosas, gente que me llama. Pero la verdad es que no tengo nada concreto, algo estaré haciendo porque estar dentro de la casa no es fácil”.

Como coach lo pensaría muy bien: “Todo dependerá del trabajo que te ofrezcan porque uno no va a venir de su casa a ser esclavo. Ser coach no es fácil”.

Afirmó que ser asesor le agrada más porque no hay tanta exigencia como tener el rol de llegar temprano y salir tarde del estadio como otro pelotero más.

Tags