Deportes

Flores para el héroe

El utility venezolano conectó un largo cuadrangular para dejar en el terreno a los Cerveceros de Milwaukee, en el noveno inning, y darle a los Mets de Nueva York el duodécimo triunfo en 14 juegos

Flores para el héroe

El riesgo parecía disolvérsele a Matt Alberts, relevista de los Cerveceros de Milwaukee. La teoría le decía que corría más riesgo de perder contra los jonroneros Yoenis Céspedes y Todd Frazier. Pero no fue así. Ambos sluggers de los Mets de Nueva York fueron amansados con un rolling a la tercera base y un ponche abanicado, respectivamente. 

Wilmer Flores era hipotéticamente el paleador más débil del inning. El bombero lupuloso lo puso rápido contra la pared con dos sinkers. El utility dejó pasar una bola para luego ajustarse al envío rápido y pegarle a la pelota hacia el callejón que existe entre el jardín central y el izquierdo. Poco pudieron hacer los patrulleros, que vieron como la pelota abandonó el Citi Field de la Gran Manzana y convirtió al venezolano en el héroe del juego, pues dejó tendido a Milwaukee en el noveno pasaje.

No fue necesario que las flores bañaran al carabobeño mientras daba brincos de felicidad por el cuadro. Todos sabían que él era el responsable de que los metropolitanos triunfaran 3 a 2 y confirmaran su buen comienzo de temporada. Es la duodécima victoria del equipo en los 14 encuentros que han disputado, el mejor récord de la Liga Nacional actualmente.

El cuadrangular de Flores, su segundo de la campaña, fue un bálsamo que alivió las heridas que sufrió temprano. Dejó cinco corredores en las almohadillas luego de fallar en sus tres primeros turnos legales y cometió un pecado intrascendente en el primer capítulo.

Hoy le tocó defender la inicial por el descanso de Adrián González, pero Mickey Callaway, manager de los Mets, lo utiliza también en la antesala, la intermedia y el campocorto, incluso en la pretemporada fue colocado en la pradera izquierda para aumentar su condición de utility.

Al principio del encuentro el paladín venezolano no parecía ser Flores sino Jhoulys Chacín, iniciador de los Cerveceros. A pesar de los problemas con su control, el derecho mantuvo en una carrera las intenciones de los metropolitanos. Sin embargo, no pudo ir más allá del cuarto episodio. Aceptó cinco hits, dio tres bases por bolas y ponchó a cuatro adversarios.

Noah Syndergaard, as de Nueva York, fue más contundente que Chacín. Guillotinó a 11, de los cuales ocho fueron de manera consecutiva. Su trabajo no superó los 5.1 actos, pues llegó a los 100 pitcheos muy rápido.

Por los Cerveceros, el inicialista Jesús Aguilar entró al choque después de que Eric Thames fuera mandado a una clínica por lesión. El aragüeño pegó un hit en tres turnos y anotó una vez. El utility Hernán Pérez, que custodió el prado izquierdo, ligó de 4-1 y el campocorto Orlando Arcia se fue en blanco en tres oportunidades.

José Lobatón tuvo una oportunidad en la receptoría de los Mets. Al bate se ponchó la única vez que empuñó el madero.

La cifra

59 cuadrangulares posee Wilmer Flores de por vida en las Grandes Ligas, todos con el uniforme de los Mets de Nueva York. Está cerca de convertirse en el venezolano 39 con al menos 60 jonrones en las Mayores.

Tags