Deportes

Caribes arma un castillo

Cory Riordan, por Caracas, y Yeiper Castillo, por Anzoátegui, serán los encargados de subir a la lomita del Alfonso “Chico” Carrasquel para el quinto duelo entre felinos y aborígenes

Cory Riordan

AVS PHOTO REPORT

El estadounidense aceptó siete hits en el primer compromiso de la serie

La comodidad con la que ha transitado Cardenales de Lara en la serie contra Magallanes contrasta con lo ocurrido hasta ahora en la otra llave de la semifinal de la LVBP. Sin contar el juego de ayer, dos de los tres careos entre Leones del Caracas y Caribes de Anzoátegui han terminado por una carrera. El primero de la serie en el “Chico Carrasquel” se definió por el descontrol que exhibieron los brazos melenudos en la séptima y octava entrada, respectivamente, y que derivaron en las tres rayitas que anotaron los hombres de Omar López. Las victorias de cada conjunto, hasta ahora, se han decidido por detalles.

“Esos dos boletos definieron el juego”, dijo el manager Mike Rojas al departamento de prensa de los felinos. Si Caracas desea traer de nuevo a los aborígenes hasta su cueva, deberá al menos conseguir un lauro en la choza oriental.

El quinto y último careo en territorio oriental se realizará hoy a las 7:00 pm, con Cory Riordan como abridor por los capitalinos y Yeiper Castillo como su contraparte. Si Caribes salía airoso anoche intentará liquidar la serie hoy y avanzar a su cuarta final en las últimas ocho campañas. En cambio si los melenudos eran los triunfadores, obligarán el regreso de la serie a la capital de la república.

A mejorar lo hecho. Por donde se le mire, la toletería anzotiguense es de temer. La parte media de la alineación conformada por René Reyes, Balbino Fuenmayor y Luis Jiménez hace añicos cualquier intención rival. Sin incluir el juego de ayer, bateaba de 34-15 en la serie con 7 carreras remolcadas, 3 menos de las anotadas en total por los orientales.

Ante ello, Riordan no puede permitir libertades. El derecho se vio tambaleante en el primer careo al permitir cinco inatrapables en el primer episodio, solo que se salvó de un daño mayor ya que la tribu no pudo carburar. Ahora deberá ser más cuidadoso porque los bates orientales no suelen desaprovechar segundas oportunidades.

Esta será su tercera salida en la postemporada. Contra los Tigres, el 6 de enero, se llevó el lauro después de trabajar 5.0 episodios en los cuales aceptó apenas 2 incogibles.

Por la reivindicación. Yeiper Castillo, por su parte, no ha mostrado en estos playoffs el dominio con el que terminó la ronda regular. En 9.1 capítulos ha permitido 13 hits y 7 carreras limpias, para situar su efectividad en 6.75. Ante los Leones en el primero de la serie laboró por espacio de 3.0 innings y permitió la misma cantidad de rayitas.