Deportes

Campos de estrellas

Pablo Sandoval, Francisco Rodríguez, José Altuve y Carlos González fueron algunas de las luminarias venezolanas que se unieron ayer a los entrenamientos primaverales en Arizona y Florida

Pablo Sandoval

El Panda se ve mucho más delgado que el año pasado

El Spring Training puede verse como cualquier noche clara. En las primeras horas solo se ven algunas estrellas, esas que siempre están temprano en el firmamento. A medida que el pergamino negro toma completamente el cielo todos los astros son visibles. Precisamente en ese punto están los entrenamientos primaverales de este año, pues las luminarias ya se han dejado observar en sus respectivos campos.

Pablo Sandoval fue uno de ellos. El antesalista se presentó en Fort Myers, en el complejo de los Medias Rojas de Boston, en donde pasó gran parte del invierno para llegar al peso adecuado. Con una somera vista parece haberlo conseguido. Su figura está mucho más estilizada que el año pasado, cuando perdió la titularidad con el novato Travis Shaw.

Si bien es notable el avance físico que tuvo, el Panda prefirió no detallar los números que arrojan la báscula de su casa. “No me enfoco en el peso. Estoy concentrado en hacer mi trabajo”, le dijo al periodista Jason Mastrodonato, del Boston Herald. “Junto a los entrenadores del equipo y a un programa he estado trabajando en eso, pero no me enfoco en las medidas”.

Lo que parece ocupar cada espacio de la mente de Sandoval es recuperar el tiempo de juego perdido el año pasado por la lesión en el hombro que lo forzó a someterse a una cirugía y perder la temporada. “Tengo que demostrarlo todo”, afirmó. “Especialmente cuando vienes de un año de lesiones y debes probar muchas cosas ante los aficionados, tus compañeros y al beisbol”.

Luchar por la antesala de los patirrojos es algo tan serio para el Panda que admitió tomar clases de boxeo durante el receso de campaña. “Escuché que era bueno para ayudar a los hombros”, explicó. “(Miguel) Cabrera me dijo eso también. En los próximos meses vamos a hacer muchos swings, jugar bastantes encuentros y debes mantener los hombros fuertes, por eso me enfoqué en eso durante la temporada baja”.

Lakeland y W. Palm Beach

Francisco Rodríguez apuntó el jueves como su llegada a los campos de los Tigres de Detroit. Cual asteroide cíclico, fue puntual. De acuerdo varios reportes de rotativos de la Ciudad Motor, el cerrador no realizó trabajos en el terreno, aunque sí habló con muchos de los relevistas que lo acompañarán en el bullpen de los bengalíes.

“Estoy contento con lo que tenemos, vamos a luchar juntos hasta el final”, expresó el taponero, quien resolvió su visa más rápido que en años anteriores. También, le dedicó unas palabras a la selección de Venezuela, que ya le dio su rol como cerrador. “No es un secreto, ganar (el Clásico) sería algo fantástico para nosotros”.

Mientras que en el complejo de los Astros de Houston, Marwin González y José Altuve, actual campeón de bateo de la Liga Americana, iniciaron con su preparación. “No me veo como el único líder en este equipo”, manifestó el camarero. “Tenemos grandes peloteros como Carlos Correa, Carlos Beltrán o Dallas Keuchel. Creo que tenemos un equipo bastante completo”.

Los Rockies de Colorado no tienen nada que envidiarles a rayados y siderales, ya que recibieron a Carlos González, emblema del equipo y uno de los encargados de darle fortaleza a la parte medular de la alineación. “Me siento fuerte y saludable”, le dijo el jardinero a MLB.com. “Estoy listo para la temporada”.

Solo falta que salga el astro mayor. Para los días ese puede ser el sol, para el beisbol venezolano es Miguel Cabrera. Se espera que se incorpore hoy.

LA CIFRA

16 Equipos esperan recibir hoy a los peloteros de posición que no han adelantado sus entrenamientos. Solo faltarían los Atléticos de Oakland, Dodgers de Los Ángeles, Marineros de Seattle, Rangers de Texas, Rockies de Colorado y Yanquis de Nueva York