BBC Mundo

Queen: cinco curiosidades detrás de sus éxitos

Aunque la banda británica es principalmente reconocida por sus clásicos de los 70, sus miembros continuaron reinventándose 10 años después y ganaron nuevos fans con canciones que esconden historias curiosas

Queen

PA

Queen cosechó muchos de sus éxitos más reconocidos en los años 70

La banda de rock británica Queen fue especialmente reconocida por la pompa y gloria de sus clásicos éxitos de los años 70.

No obstante, sus integrantes se reinventaron como un ágil grupo de pop tras su espectáculo en vivo de Live Aid, en 1985.

Esta es una selección de algunos de los éxitos de esa época que cimentaron el nombre de Queen en lo más alto del panteón de la música popular, junto a las historias "ocultas" que hay detrás de esas canciones.

1. "Under Pressure" surgió de un accidente

La canción de 1981 "Under Pressure" fue la segunda de Queen en alcanzar el primer puesto en las listas de éxitos (después de "Bohemian Rhapsody") y el único sencillo que lanzaron en colaboración con otro artista (David Bowie) mientras vivió Freddie Mercury.

La canción surgió a partir de un tema llamado "Feel Like" que consideraron que no estaba al nivel.

David Bowie acompañó al resto del grupo Queen para cantar "Under Pressure" en el concierto en homenaje a Freddie Mercury, en 1992 | GETTY IMAGES

La banda había invitado a Bowie al estudio para cantar los coros de la canción "Cool Cat" que finalmente fueron borrados del producto final.

Durante la sesión, Bowie y Queen empezaron a improvisar y a grabar lo que surgía. Por eso es que, al inicio del tema, a Mercury se le escucha tarareando.

Aparentemente, la línea del bajo surgió de un accidente y lapso mental del bajista John Deacon, que se olvidó de lo que tenía que tocar.

"Nos entusiasmó la frase musical que Deacy (Deacon) empezó a tocar", recordó Brian May en una entrevista con el diario Mirror en 2016. Pero al intentar reproducirla, Bowie creyó que era rítmicamente más compleja y le dio, por accidente, su forma final.

El resultado fue un ritmo pegajoso y atractivo de una gran colaboración entre artistas consumados.

2. "Radio Ga Ga" inspiró a una de la mayores estrellas del pop actual

El baterista Roger Taylor escribió "Radio Gaga", una apasionada defensa del humilde placer de la música y la radio después de escuchar a su hijo pequeño criticando una canción que no le había gustado con la frase "radio caca".

Lady Gaga se inspiró en la canción de Queen y en Freddie Mercury, a quien consideraba como "el mejor" | GETTY IMAGES

El tema de 1984 estuvo intencionado como una crítica a los aspectos más triviales de la música popular, pero decidieron darle un tono más nostálgico y se convirtió en una defensa del formato de la radio contra el auge de la televisión.

Lo curioso es que la canción inspiró el nombre artístico de Lady Gaga, quien en 2009 declaró a The Daily Record: "Yo adoraba a Freddie Mercury y a Queen ,que tenían el éxito 'Radio Gaga'. Por eso adoro el nombre".

Este éxito es otro de los himnos inolvidables de Queen y Lady Gaga es una de las reinas del pop.

3. Michael Jackson adoraba "Another One Bites the Dust"

Si no es por la insistencia de Michael Jackson, Queen no habría logrado el éxito de "Another One Bites the Dust" | BBC

Se trata de una fabulosa pieza bailable con un ritmo de bajo inspirado en el inmortal éxito "Good Times" del grupo Chic.

Sin embargo, "Another One Bites the Dust" nunca fue considerado como un potencial sencillo hasta que la banda lo tocó frente a Michael Jackson.

Él quedó tan impactado que les aconsejó que lo lanzaran para que sonara en todas las estaciones de radio en EE UU.

Roger Taylor recordó en 2012 como Jackson les decía que "estaban locos" si no lanzaban la canción como un sencillo. Pero Taylor pensaba que nunca sería un éxito.

Gracias a una contribución de John Deacon, el tema es inmediatamente reconocible desde los primeros compases de la batería y el bajo.

4. "Flash" casi termina siendo la banda sonora de una película de George Lucas

"Flash" es creación del guitarrista Brian May como parte de la banda sonora de la película de aventura espacial Flash Gordon, de 1980.

La película Flash Gordon fue un fracaso, pero el tema "Flash" es recordado por los fanáticos de Queen | GETTY IMAGES

La película tuvo un comienzo problemático. El guión pasó primero por manos del director italiano Federico Fellini, que nunca realizó la cinta. Luego hubo interés de parte del británico Nicolas Roeg y hasta de Sergio Leone, famoso por El Bueno, el Feo y el Malo.

Pero hubo otro director que intentó realizar su propia versión de la película, incorporando batallas espaciales y grandes naves imperiales. Finalmente no logró su objetivo por una cuestión de derechos.

Su nombre era George Lucas, quien en su lugar terminó produciendo La Guerra de las Galaxias.

Por su parte, Flash Gordon fracasó en taquilla y la canción no es una de las más reproducidas de Queen. Sin embargo, cada vez que se escucha, invita a los fanáticos de Freddie Mercury a parodiar su voz.

5. "One Vision" incluye una oda al pollo frito

Esta fue una verdadera colaboración entre los cuatro miembros del grupo.

En los años 80, Queen pasó de ser un grupo exclusivo de rock a dominar las carteleras del pop | GETTY IMAGES

La canción "One Vision", de 1985, empezó con un ritmo de Brian May que motivó a Freddie Mercury a aplicar su talento en torno a la melodía en lugar de a la letra.

"Cuando creamos la canción, nos inventamos una letra alternativa", contó May en un documental del canal británico Channel 4 en 2002.

Cuando la ensayaban en el estudio, Mercury cantaba palabras al azar que incluían comida: "One shrimp, one prawn, one clam, one chicken" ("Un camarón, un langostino, una almeja, un pollo").

Al final, la canción termina con un enfático grito de Mercury de "Just gimme, gimme, gimme, gimme... fried chicken!" ("Dame, dame, dame, dame, dame… ¡pollo frito!").

Freddie Mercury improvisó la letra en el estudio y al final gritó: "¡Pollo frito!" | GETTY IMAGES

May explicó que hacia el final hay una repetición que conduce a un gran desenlace y "lo único que quieres es echarlo todo por la borda para no tomar las cosas tan en serio".

El final es definitivamente divertido, pero no hay duda que Queen siempre tomó su profesionalidad muy en serio. De ahí viene, probablemente, su éxito rotundo a lo largo de décadas.