BBC Mundo

¿Qué deberían hacer las redes sociales ante contenidos de extrema derecha?

Un video del brutal ataque a las mezquitas de Christchurch que dejó al menos 49 muertos fue transmitido en vivo por internet. ¿Cómo fue posible y que se debería hacer ante esta amenaza en las redes? 

ctv-eki- 106046164 ed042179-68a4-40df-9fee-1fa8e8d1030e

El ataque sobre la primera mezquita, en el que murieron más de 40 personas, apenas duró cinco minutos | GETTY IMAGES 

Es el ataque más mortífero en la historia de Nueva Zelanda.

Al menos 49 personas fueron asesinadas y 48 heridas en los tiroteos registrados el viernes en dos mezquitas de la ciudad de Christchurch.

La primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern, lo calificó como "uno de los días más oscuros para nuestro país".

Este sábado, una corte acusó formalmente de asesinato a Brenton Tarrant, principal sospechoso de llevar a cabo los crímenes y que transmitió en vivo el tiroteo a través de Facebook.

Esto es lo que se sabe de cómo se desarrollaron los ataques, paso a paso.

El primer tiroteo tuvo lugar en la mezquita de Al Noor, en el centro de Christchurch.

Tarrant, armado con armas semiautomáticas, disparó indiscriminadamente dentro de la mezquita contra hombres, mujeres y niños a muy poca distancia.

La retransmisión del propio atacante comienza en un polígono industrial en Leslie Hills Drive, al oeste de la mezquita de Al Noor.

En el video se observa cómo conduce su auto hacia el sur por las calles Mandeville y Blenheim hacia el centro de la ciudad, antes de girar hacia el norte por la Avenida Deans.

Llega a la mezquita unos minutos más tarde. Lleva su auto hacia un callejón al costado del edificio y lo aparca frente a Deans Avenue.

El sospechoso sale de su vehículo, elige un arma del maletero y camina hacia el edificio, donde comienza su ataque mortal contra los fieles que están dentro.

Esto fue aproximadamente a las 13:40 hora local.

Seis minutos más tarde, conduce por la avenida Deans, alrededor de los Jardines Botánicos hasta la avenida Bealey, donde se detiene la grabación de su cámara principal.

El segundo ataque tuvo lugar un poco más tarde en la mezquita Linwood, a cinco kilómetros del primer tiroteo y al este del centro de la ciudad.

Primer ataque: mezquita de Al Noor, 41 muertos

La mayoría de víctimas mortales se registraron en el primer tiroteo ocurrido en la mezquita de Al Noor | EPA 

La policía respondió a reportes de disparos en la mezquita durante las oraciones del viernes a las 13:40.

A las 14:11, la policía confirmó que estaban encargándose de una "situación en desarrollo" y las escuelas de la ciudad se cerraron minutos después.

A las 14:30, la policía confirmó el incidente y la participación de un hombre armado.

Las imágenes de la cámara muestran al atacante moviéndose de una estancia a otra en la mezquita, asesinando personas a su paso y disparando contra los heridos a una corta distancia.

El autor tuvo como objetivo las salas de oración tanto de hombres como de mujeres.

Testigos dijeron a medios locales que escaparon corriendo para salvar sus vidas y que vieron a personas que sangraban tendidas en el suelo fuera del edificio.

"Había cuerpos por todas partes", dijo un hombre.

Segundo ataque: mezquita de Linwood, ocho muertos

Se conocen menos detalles sobre el ataque en el barrio de Linwood.

Los sobrevivientes dijeron a medios locales que vieron a un hombre armado y con un casco de moto negro abrir fuego contra unas 100 personas que rezaban en el interior.

Un testigo describió cómo uno de los fieles logró desarmar al atacante, quien corrió entonces hacia un automóvil que le esperaba afuera de la mezquita.

Una de las ocho víctimas falleció en el hospital como consecuencia de las heridas sufridas.

El jefe de policía de Nueva Zelanda, Mike Bush, describió los dos ataques comouna acción "muy bien planeada".

Se hallaron armas de fuego en ambos escenarios. Además, dos artefactos explosivos caseros fueron encontrados en un automóvil y desactivados por el ejército.

Además de Tarrant, otras tres personas (dos hombres y una mujer) fueron también detenidos poco después de cometerse los crímenes, aunque una de ellas ya fue puesta en libertad.

La policía investiga para esclarecer si tuvieron relación con los ataques.