BBC Mundo

Migrantes venezolanos en Brasil regresaron al país tras un linchamiento

La muerte de un venezolano acusado de robo difundió el miedo entre los migrantes de ese país. Centenares de venezolanos, muchos de los cuales habían estado durmiendo en la calle, cruzaron la frontera de regreso a su nación

Frontera

Referencial

Decenas de venezolanos han estado durmiendo en las calles de Boa Vista

Centenares de migrantes venezolanos han cruzado la frontera con Brasil de vuelta a su país en los últimos días, tras un episodio de violencia en Boa Vista, la capital del estado de Roraima.

La mayoría dijo que se iba porque temían por sus vidas después de que un joven fuera linchado el jueves al ser acusado de haber matado a un vecino de esa localidad durante un robo.

Los venezolanos fueron recogidos por autobuses enviados por el gobierno de Nicolás Maduro.

Brasil ha aceptado a más de 30.000 venezolanos que huyen de la crisis económica que vive la nación.

Muchos de los migrantes habían estado viviendo en las calles de Boa Vista sin agua ni servicios higiénicos, en refugios improvisados con plástico y madera.

Mucha de la población local resiente la presencia de venezolanos y se queja del olor y el desorden que causan en los espacios públicos.

En el Estado de Roraima hay alrededor de 30.000 migrantes | Foto referencial (agencias)

Sobre el linchamiento se sabe que la policía investigaba el apuñalamiento de un brasileño que supuestamente se había enfrentado a un venezolano en una pelea después de que ocurriera un robo en un supermercado.

Posteriormente, el venezolano fue atacado y golpeado hasta la muerte por un grupo de brasileños.

Vuelta a la patria

La situación se ha vuelto más tensa en la frontera entre Brasil y Venezuela, donde centenares de venezolanos salen de su país cada día ante la grave crisis que afecta la economía.

La mayoría de los migrantes continúa su viaje hacia el sur, dirigiéndose luego a otros países de Sudamérica, pero unos 30.000 se han quedado en el territorio limítrofe de Roraima.

Diáspora venezonala | Foto referencial (agencias)

1.200 migrantes huyeron del pueblo brasileño de Pacaraima de regreso a Venezuela después de que los vecinos atacaran su campamento, quemando sus posesiones y sus carpas.

Las autoridades locales brasileñas se han quejado de que no cuentan con los recursos para lidiar con la llegada de migrantes y de que no reciben apoyo del gobierno central.

En respuesta, hace dos semanas, el presidente brasileño, Michel Temer, envió militares a la frontera para que velen por la seguridad.

En Perú, un grupo de 90 venezolanos decidió retornar a casa en aviones enviados por su gobierno como parte de un plan para repatriar venezolanos llamado "Vuelta a la patria".

Los venezolanos se reunieron en la embajada de la capital, Lima, y desde allí fueron llevados al aeropuerto.

La agencia de noticias española, Efe, informó que algunos le dieron las gracias al Maduro "por oír sus oraciones", después de haber pasado por una situación difícil en Perú.

Perú ha admitido a 430.000 migrantes, solo superado en el continente americano por Colombia.