BBC Mundo

El "día sin inmigrantes" que se llevó a cabo en varias ciudades de EE UU

Trabajadores y estudiantes de varias universidades de Estados Unidos permanecieron en las casa de estudio como protesta a la política migratoria de Trump

Inmigrantes

"Cerrado por el Día sin Inmigrantes".

Ese fue el aviso que decenas de negocios exhibieron en sus puertas este jueves en varias ciudades de Estados Unidos.

Los trabajadores y estudiantes de algunas escuelas permanecieron en casa con el fin de resaltar la contribución que hacen al país los inmigrantes.

Escuelas, restaurantes y tiendas de comestibles cerraron a lo largo y ancho del país, desde Los Ángeles a Chicago y Nueva York.

La protesta se llamó "Día sin inmigrantes" y se difundió a través de las redes sociales.

El objetivo era que los trabajadores nacidos en el extranjero se rehusaran a participar en la economía estadounidense por un día.

Unos 50 restaurantes en Washington cerraron este jueves, así como en otras ciudades como Boston y San Francisco.

En el Pentágono en Virginia, sede del Departamento de Defensa de EE.UU. en donde trabajan 25.000 personas, al menos siete restaurantes anunciaron que cerrarían por el día.

En Massachusetts, el museo de arte de la Universidad de Wellesley removió todas las obras de arte donadas o creadas por inmigrantes.

En Nuevo México, el estado de EE.UU. con mayor porcentaje de residentes hispanos, muchos comercios cerraron desde Albuquerque a Santa Fe.

Parado sobre el mercado de la calle 9 en Filadelfia, que reúne diferentes negocios de comida internacional, Rani Vasudeva se sorprendió con la tranquilidad de una zona habitualmente bulliciosa y movida.

"Es muy triste", dijo el profesor universitario de 38 años.

"Te das cuenta del impacto que tiene la comunidad de inmigrantes. Nos necesitamos los unos a los otros en nuestra vida cotidiana".

"Día sin inmigrantes" en Estados Unidos

Tiendas de comestibles, mercados y restaurantes cerraron en ciudades como Nueva Orleans, Filadelfia y Chicago.

Se llevaron a cabo protestas en Raleigh, Carolina del Norte, en Austin, Texas, en Chicago y en Detroit.

Un café dentro del Capitolio en Washington DC que sirve al Senado también cerró sus puertas.

El segundo sistema de escuelas públicas más grande del país, Los Angeles United,llamó a los padres para advertirles sobre la protesta de este jueves.

"Les pido a los estudiantes y al personal que no interrumpa el aprendizaje por participar en protestas y marchas durante la jornada escolar", dijo la directora Alma Peña-Sánchez en un mensaje de voz enviado a los representantes.

Una escuela en la capital, Washington DC, decidió cerrar por el día para permitirles a los maestros protestar.

Los 426 estudiantes de primaria de la escuela Latin American Montessori tuvieron el día libre en solidaridad con el boicot.

Andy Shallal, quien cerró varios de sus restaurantes en Washington DC, es originario de Irak, uno de los países incluidos en la orden ejecutiva que el presidente Trump firmó para prohibir la entrada de inmigrantes de esas naciones.

"Como inmigrante, no puedo permanecer pasivo. Quería asegurarme de ser solidario con mi equipo".

Uno de los líderes de la protesta, el célebre cocinero español José Andrés, quien es ciudadano estadounidense, tuvo un enfrentamiento con Trump cuando decidió no continuar un contrato para abrir un restaurante en el hotel nuevo del presidente en Washington.

Trump lo demandó por US$10 millones por rompimiento de contrato y el chef lo contra demandó por US$8 millones.

Las reacciones en internet

Miles de usuarios en las redes sociales expresaron su opinión sobre el boicot bajo la etiqueta#DayWithoutImmigrants (#DíaSinInmigrantes).

En las últimas 24 horas el hashtag se utilizó casi 200.000 veces en Twitter.

La usuaria @LyssaG21 tuiteó: "Muchos de los inmigrantes en nuestro país trabajan por salarios bajos que muchos estadounidenses no están dispuestos a ganar, recuerden eso".

Pero otros expresaron ideas contrarias.

"Esta iniciativa es una gran idea. Esperemos que empaquen sus maletas y vuelvan a sus lugares de origen para ahorrarnos el tiempo y el esfuerzo de las deportaciones", dijo @MarkDice.

En el debate también se hizo la distinción entre los inmigrantes indocumentados y los migrantes económicos.

El usuario @tumblrisntfacts tuiteó: "Un #DíaSinInmigrantes sería horrible. Un día sin inmigrantes ILEGALES sería cumplir la ley".

Pero otros argumentaron que se trata de levantarse por comunidades que se sienten victimizadas.

"No se trata de si eres ILEGAL o LEGAL, se trata de finalmente alzar la voz", sugirió @aesthetixsammy.