Deportes

¿Por qué jugar una Copa LPB?

El presidente de la FBV dice que será un campeonato “de adecuación”, una transición hacia la edición 2019-2020 de la liga, que comenzará en octubre

ctv-ve2-bruno

El directivo anunció que los equipos recibirán 400.000 euros       

Por MARIANA MORENO S. | @msarcolira

Esta semana la dirigencia del baloncesto nacional sorprendió con el anuncio de la disputa de un torneo en mayo, al que le dieron el nombre de Copa LPB. Lo que no quedó claro en principio es si será una edición más del circuito local o una competencia distinta.

De las declaraciones de Bruno D’Adezzio, presidente de Fevebaloncesto, se desprende que más que una edición de la liga será un campeonato de transición.

“Es muy simple. En vista de que debíamos cumplir una etapa de adecuación para empezar siempre en octubre, llamar liga a dos torneos con inicio en un mismo año no iba a sonar bien”, explicó el federativo.

“Por eso se le puso a esta competencia el nombre Copa LPB y la liga como tal será en octubre para que siempre comience en este mes, tal como dictaminó FIBA. Tener dos ligas en un lapso de seis meses no iba a sonar bien, iba a ser complicado a futuro diferenciar algunas cosas, como el campeón y las estadísticas”, apuntó.

“Había que llamarlo Copa para dejar claro que es un campeonato de adecuación, de transición”, insistió D’Adezzio.

La Copa se jugará a partir del 9 de mayo, con 10 equipos que recibirán más de 400.000 euros y tendrán 3 importados cada uno. El torneo durará de 9 a 10 semanas, lo mismo de la Liga 2018. La FVB le da el aval a esta justa para que otorgue los cupos a competencias internacionales.

Menos de un mes tendrán los equipos para organizar toda la logística. D’Adezzio no quiso valorar si el tiempo de preparación es óptimo.

“Es lo que hay, más allá de que sea lo idóneo”, dijo. “Lo importante es que tengamos competencia”.

Agregó que la principal finalidad de la Copa es servir de preparación para la selección nacional que disputará el Mundial de China.

“Para afinar los detalles de la preparación hay que esperar que se incorpore el técnico Fernando Duró, pero hay bastante tiempo. Esta Copa se ha hecho pensando especialmente en función de que el grupo se prepare lo mejor posible para el Mundial”, detalló.

Aunque había un clamor por el comienzo de la Liga, la decisión de jugar la Copa LPB tiene sus críticos, como el analista Freddy Chavier, autor de dos libros sobre el baloncesto nacional.

“Estoy convencido de que los registros de la anunciada Copa LPB no deberían tomarse en cuenta para las estadísticas históricas, ya que está claro que no es otra edición de Liga sino un reducido torneo con esa denominación”, expresó en sus redes sociales.