Política

Julio Borges no asistió a reunión del Consejo de Seguridad

El presidente del Parlamento venezolano aseuró que la presión internacional solo surtirá efecto aunada a la presión de la calle

Borges

Panorama

No me cansaré de decirlo: Las instituciones tienen que tener la conciencia clara, declaró Borges

Por EL NACIONAL WEB

El presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges, informó que no asistió a la reunión del Consejo de Seguridad de la Nación convocado por el primer mandatario Nicolás Maduro para no formar parte del "circo de normalidad que no existe".

"No vamos a asistir a ninguna instancia (...) no podemos, de ninguna manera, aceptar invitaciones en las cuales quien dio el golpe de Estado pretende componer la crisis que él creó", añadió.

Aseguró que la activación del artículo N° 323 de la Constitución pretendía generar la sensación de que en el país no ha ocurrido nada: "Crear un circo para una fotografía para que el pueda decir que en Venezuela hay normalidad", indicó Borges.

"Lo único que se espera en Venezuela es que se cumpla para que podamos tener en Venezuela elecciones, la libertad de nuestros presos políticos, respeto a la institucionalidad, especialmente a la Asamblea Nacional, la apertura del canal humanitario, que el país espera las medicinas y comida, para que Venezuela pueda elegir no solo un cambio de gobierno sino también un sistema diferente de libertad, de progreso, de unión y de democracia", declaró Borges a través de una transmisión de Periscope publicada en su cuenta de Twitter.

Borges calificó como un ejemplo para el resto de las instituciones y actores políticos del país las declaraciones de la Fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz, criticando la decisión de la Sala Constitucional que usurpó los poderes atribuidos constitucionalmente a la Asamblea Nacional.

"No me cansaré de decirlo: Las instituciones tienen que tener la conciencia clara, que es el momento de seguir la conciencia y los valores venezolanos, seguir la Constitución, hoy la Fiscal lo ha hecho", dijo Borges.

Sobre la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, el opositor la instó a que fuera parte de la solución antes que un impedimento para la restitución del orden constitucional: "La FANB no puede ser parte del problema, tiene que ser parte de la solución (...) la FANB tiene que ser quien resguarde la democracia y el cumplimiento de la democracia en Venezuela".

"Para nosotros lo importante es que tengamos a futuro una fuerza armada de todos los venezolanos y no de una parcialidad político, lo mismo con la justicia, una justicia que no tenga colores partidistas sino una justicia que sea amarilla azul y roja", agregó.

Añadió que distintos gobiernos, actores y organizaciones internacionales apoyan la visión opositora de que el gobierno perpetró un golpe de Estado: "En las ultimas horas he tenido la oportunidad de hablar muchas veces con presidentes, cancilleres, presidentes de parlamentos de de América Latina (...) no solo hay solidaridad, hay un compromiso de actuar en Venezuela para lograr con la fuerza internacional y la fuerza que tenemos nosotros cambiar la realidad del país".

Remarcó que la presión internacional no será suficiente por msí misma y que debe estar acompañada por presión de calle: "La fuerza de la presión internacional unido a la fuerza de nosotros en la calle es lo que va a permitir que nosotros obliguemos a que en Venezuela no reine Nicolás Maduro como le da la gana, sino quien reine sea la Constitución y seamos todos los venezolanos a través del voto".

"Quiero que tengan la certeza que mañana vamos a comenzar una escalada de movimientos de calle (...) es importante que nosotros tengamos confianza en nosotros mismos", aseveró Borges.

Sobre la oferta del presidente Maduro a reiniciar las conversaciones entre el gobierno y la oposición, Borges dijo que el diálogo en el que él creía era el voto. "El único diálogo posible es el voto (...) que el voto en las elecciones sea lo que permita que Venezuela cambie de gobierno y de régimen, de sistema político, de sistema social (...) esa es la lucha que nos corresponde a todos, no solamente diputados".

"Es el momento del gran movimiento de unidad nacional", sentenció el presidente de la Asamblea Nacional.