Entretenimiento

Universos diminutos rinden Homenaje a maestros del sur

La trayectoria de Teresa Casanova y de Fernando de Szyszlo es reconocida en la XVI Bienal de Miniaturas Gráficas Luisa Palacios 2018, muestra que inaugura hoy en la Galería CAF

CAF

MANUEL SARDÁ

Se exponen 120 piezas de 10x10 centímetros de creadores nacionales e internacionales

Por ABRAHAM SALAZAR | absalazar@el-nacional.com | @Ab3z

Cientos de diminutos universos se aglomeran sobre lienzos que tienen pocos centímetros de ancho y largo. Naturaleza, lenguaje y política son solo algunos de los temas que más de 170 artistas escogieron para participar en la XVI Bienal de Miniaturas Gráficas Luisa Palacios 2018, cuya muestra se exhibe en la Galería de la CAF desde hoy. El Taller de Artistas Gráficos Asociados, ente promotor del encuentro desde hace cuatro décadas, decidió rendir tributo a la artista venezolana Teresa Casanova y al peruano Fernando de Szyszlo.

En la entrada se halla el trabajo de los homenajeados. Un extracto del libro Uno/todo, forjado en 2011 por Casanova, presenta su visión plástica de la inmensidad de la naturaleza entre plantas, agua y metales. Al lado, corrientes futuristas arropan los grabados en aguafuerte de De Szyszlo, quien luego de una trayectoria artística de más de seis décadas, falleció en Lima el año pasado. Una vez dentro del recinto cultural de la CAF, solo se presentan trabajos en formato de 10x10 centímetros de artistas de España, Argentina, Colombia, Canadá, Italia, Polonia, Estados Unidos y Venezuela.

Balseros, pieza sobre la migración que mezcla collage y grabado, fue galardonada por la CAF, que le cedió la portada del catálogo a su creadora, la española Ana Criales. El resto de los premios de la bienal se quedó en Venezuela. Soledad Tovar con 2x1500, legal, Nathaly Núñez con Desde afuera y Gabriela García con Capitolio fueron las artistas reconocidas por el Taller, y Julián Waldman, creador de Trompo fragmentario, obtuvo una mención de la Asociación Internacional de Críticos de Arte por la manera en la que el escultor supo conjugar nociones de violencia e inocencia.

Un jurado integrado por Edgar Sánchez, María Luz Cárdenas y Josefina Núñez escogió 120 piezas de más de 170 propuestas de creadores jóvenes y consagrados. “La bienal es un espacio de confrontación y encuentro”, dijo la curadora de la exposición, Mariela Provenzali, quien resaltó el valor del arte en tiempos de crisis. “Hay una necesidad palpable de expresarse. Muchos artistas han empezado a crear de manera sorprendente y la gran cantidad de propuestas de jóvenes que recibimos es una muestra de ello”, señaló.