Entretenimiento

La crisis nacional también se muestra en Nueva York

Helena Acosta y Violette Bule son las curadoras de República colapsada, exposición que inaugura mañana en la galería BabyCastles y que pretende romper el blackout informativo y abrir la discusión crítica sobre lo que situación que vive el país

República Colapsada

CORTESÍA Violette Bule

 27 artistas hablan sobre la corrupción, la humillación, la desmoralización de la población, la sumisión y la violencia

Helena Acosta es curadora y Violette Bule es artista multimedia. Desde 2014 ambas compilan expresiones plásticas relacionadas con el acontecer político nacional. Comenzaron a crear proyectos colaborativos a través de las redes sociales en los cuales cualquier artista podía exponer, con lo que lograban generar una conversación sustentada por el dinamismo 2.0. En 2016 presentaron una propuesta curatorial en Berlín con el título de República colapsada, proyecto que retoman ahora en la galería BabyCastles de Nueva York, donde ejercen una crítica a la crisis política y humanitaria que vive Venezuela.

La corrupción, el ejercicio despótico del poder, la humillación, la desmoralización de la población, la sumisión y la violencia son algunos de los temas sobre los que versan las propuestas de 27 artistas participantes entre los que están Deborah Castillo, Max Provenzano, Juan Toro, Nelson Garrido e Irene Pressner.

Para esta edición de República colapsada se sumó el trabajo de fotógrafos documentales como Leonardo Álvarez, Anthony Aparicio, Christian Hernández y Douglas Monroy, quienes retrataron las protestas de los últimos meses.

“La realidad venezolana se ha vuelto fértil para el arte”, señala Bule, una de las encargadas de seleccionar las piezas para la muestra que incluye collages de políticos venezolanos, videoarte sobre las necesidades alimenticias de la población y fotografías en las que se pueden ver militares agrediendo a manifestantes o una Constitución sumergida en una bolsa de sangre.

Acosta relata que ha habido una evolución en las propuestas que se generaron a partir de las protestas estudiantiles de 2014 y las de este año. “Antes se concibieron acciones visuales como actos anónimos de rebeldía que se oponían a la lógica de la distribución de la información del país. Ahora, la percepción se ha volcado hacia la reflexión crítica sobre la descomposición de la vida diaria”, aseguró. El proyecto ha servido para romper el blackout mediático y la creencia de que Chávez fue lo mejor que le pasó al país, añadió.

“En la muestra de Berlín hicimos énfasis en la producción de la nueva camada de artistas que estuvo colaborando y generando contenidos. Una generación cuyos lenguajes y formatos pertenecen al momento contemporáneo, son creadores postinternet”, dijo Acosta.

En la muestra República colapsada que se inaugura mañana, también se da cabida a importantes actores de la plástica nacional como Pepe López, Ángela Bonadies, Armando Ruiz, Yaneth Rivas y Antonio Briceño.

Los lenguajes visuales de la exposición abarcan propuestas novedosas como el Netart, la corrupción de data, la memegrafía y el Gifart Video Remix, asegura la curadora.

Componer una propuesta visual con más de 50 expositores no fue una tarea sencilla, sin embargo Bule sostiene que existen puntos de encuentro relevantes. “El trabajo de Elyxandro Cegarra sobre la muerte de Mervins Fernando nos hace pensar en la obra ‘Caracas sangrante’ de Nelson Garrido. Es extraordinaria esa conexión entre la mirada artística y la mirada de quienes cuentan la historia a través del fotoperiodismo. Todos se encuentran conectados bajo la terrible realidad venezolana”, refirió.