Mundo

Almagro creó un grupo de trabajo en la OEA para la migración venezolana

La iniciativa estará dirigida por el ex alcalde del municipio El Hatillo en el exilio, David Smolansky

Almagro

EFE/Juan Manuel

Luis Almagro

Por EFE

Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), anunció la creación de un grupo de trabajo dedicado a la migración de Venezuela.

La iniciativa estará dirigida por el ex alcalde del municipio El Hatillo en el exilio, David Smolansky, quien fue descrito por Almagro como una persona comprometida con los migrantes venezolanos y que tiene cercanía con ellos porque ha visitado los campamentos y ha estado cerca de la gente en Brasil y Colombia.

El grupo de trabajo tendrá dos misiones principales: elaborar un informe sobre la migración de venezolanos y recaudar fondos. La iniciativa no fue aprobada por los Estados que integran el organismo, que tampoco formarán parte de ese ente.

El anuncio sobre la creación del grupo de trabajo se realizó en una sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA para abordar la crisis migratoria del país. En esa sesión, Almagro instó a los países a compartir la migración venezolana con una estrategia regional.

"Ningún país puede o debe absorber toda la carga, ningún país puede o debería enfrentar la oleada de venezolanos migrantes y refugiados de forma aislada. El abordaje debe ser colectivo con un enfoque de responsabilidad compartida", afirmó.

Almagro también propuso la creación de espacios de coordinación sobre cinco puntos, empezando por la armonización de los requisitos que las naciones receptoras fijan para permitir la entrada y la regularización de los venezolanos.

Este punto cobra importancia después de que varios países, como Perú y Ecuador, comenzaran a pedir pasaportes o cédulas de identidad a los inmigrantes de Venezuela.

Asimismo, el secretario general de la OEA solicitó a los Estados miembros que establezcan cuáles deben ser los requisitos para obtener un permiso de trabajo, así como para homologar los títulos académicos y profesionales, para que así se permita el acceso de los venezolanos al mundo laboral.

Además, pidió la implementación de un plan de acceso escolar para los niños y adolescentes migrantes, así como la facilitación del acceso a la salud de los venezolanos.

Países como México, Perú, Colombia, Panamá, Estados Unidos y Canadá respaldaron la propuesta de Almagro para trazar una estrategia regional, mientras que Venezuela, Bolivia y Nicaragua rechazaron la convocatoria de esta reunión del Consejo Permanente y la consideraron ilegítima.

El embajador de Venezuela ante el organismo, Samuel Moncada, consideró que el grupo de trabajo creado por la Secretaría General de la OEA tiene intenciones intervencionistas.