• Caracas (Venezuela)

Nitu Pérez Osuna

Al instante

Nitu Pérez Osuna

Lo que la mayoría vive y la minoría no ve

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En Venezuela la mayoría del siente que sus angustias no son prioridad para la dirigencia. El monopolio comunicacional del partido de Gobierno sólo reseña supuestos planes magnicidas o conspiraciones producto de sus propios miedos, deficiencias e incapacidades. Pero también brindan espacios a sectores de la oposición que han decidido criticar a sus pares y culpar a "la salida" del frustrado diálogo que no arrojó ningún resultado positivo. Mientras tanto, ¿qué vive el pueblo?

En Guayana región ubicada en el sur del país, por ejemplo, los sidoristas protestan desde el pasado lunes, día en el cual obstaculizaron el tránsito e incendiaron un autobús de la flota de la empresa "para llamar la atención de las autoridades”. Los trabajadores afirman que el régimen presidido por quien se autocalifica "obrerista" se ha burlado de ellos. Luego de pasar 30 días sentados en “mesas de alto nivel” para discutir el contrato colectivo que lleva 4 años vencido, sólo les ofrecieron un “paquetazo” inaceptable para ellos. Los representantes del ejecutivo, como es su costumbre, le dieron un palo a la lámpara y se marcharon sin llegar a ningún tipo de acuerdos.

"SOS Hidrocapital, no somos camellos” rezan carteles en el oeste de Caracas...y es que el vital líquido brilla por su ausencia no sólo en la zonas populares de la capital, sino también en el este, norte, centro y sur de todo el país. Ni para beber se consigue el agua gracias al desabastecimiento de botellas plásticas y de vidrio para embasarla. Por ello, padres y representantes de escuelas de la provincia, protestan y protestan exigiendo coloquen agua potable en bebederos para sus hijos. Pero la verdad es que no hay ni para bañarse hasta el ganado muere de sed, según lo ha informado Jesús Cepeda, diputado por el estado Guárico, quien indicó que la sequía en los sectores agrícolas significará menor producción de carne para el país... Sucios, sedientos y sin comida, pues.

Ni hablemos de la luz...lo que hay como monte son apagones y las velas que podrían auxiliarnos con tanta oscuridad, tampoco se encuentran. Las empresas fabricantes de ellas afirman no tener los insumos para su producción. Amigo lector, nos quitaron la posibilidad de encenderle velitas a nuestros santos para rogarles nos ayuden a salir de este desastre.

Mayor tragedia es la que vivimos en el sector de la salud....ni un rutinario examen de sangre nos podemos hacer sin realizar un tour hasta por 30 centros asistenciales públicos y privados. Y es que La Federación de Colegios de Bioanalistas de Venezuela denunció que "persisten las carencias de insumos y materiales en los hospitales para la realización de hematologías y pruebas diagnósticas" ¿Dónde queda el derecho a la salud como lo debería garantizar el Estado venezolano por mandato constitucional?

En Venezuela no sólo tenemos que cuidarnos del hampa desatada que acaba con la vida de un ciudadano cada 20 minutos, sino que ahora, debemos protegernos de los batallones de mosquitos llamados "patas blancas". No podemos dejarnos picar por ellos no vaya ser que contraigamos el virus chicungunya que este domingo arribó a la cifra de 28 casos reportados por el mismísimo Ministerio de Salud.

Lo peor del asunto es, que quienes viven en zonas distantes de la capital como el Puerto Ayacucho, El Tigre, La Fría, o Barlovento, temblando de fiebre y con malestar general deben recorrer cientos de kilómetros hasta Caracas, específicamente al Instituto Nacional de Higuiene Rafael Rangel o a Medicina Tropical, únicos entes que en los actuales momentos tienen los kits de diagnósticos para confirmar la enfermedad para poder tratarse adecuadamente. Mejor ni le cuento sobre el dengue...este anda con el moño suelto...pero no hay autoridad que quiera hablar la verdad del asunto.

En fin, debemos evitar enfermarnos porque según un artículo aparecido en LaVerdad.com "la escasez prolongada desde 2013 afecta tanto a clínicas como a hospitales. De los 239 productos, fármacos y equipos médicos de uso corriente, 200 estaban agotados en el país" ¿qué tal?

Mientras el pueblo hace magia para sobrevivir a la escasez en todas las áreas, los llamados dirigentes de todos los colores se pelean por candidaturas para ocupar curules producto de elecciones a realizarse en los años por venir. Es que hasta "ubicatex" falta en este país. Sólo hay quepatear la calle y escuchar la desesperación de los venezolanos quienes han perdido la fe en unos y otros porque su problema, al parecer, no es prioridad para nadie. Pero siempre, nos cuenta la historia, en los peores momentos, los de mayor crisis los pueblos despiertan y entonces...
Usted sabe el resto.

pereznitu@gmail.com
@nituperez