• Caracas (Venezuela)

Nicolás Bianco

Al instante

Inviabilidad del HUC

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Por 57 años el noble y legendario Hospital Universitario de Caracas, primera institución hospitalaria pública del país, de carácter y nivel universitario para la atención médica especializada, la formación del más alto nivel de médicos cirujanos, la generación de nuevo conocimiento a través de procesos de investigación y la provisión de información estratégica para el Estado Venezolano, ha acumulado una ejemplar hoja de gestión y servicios para el sector salud nacional.

Ha sido una trayectoria compleja y difícil. Particularmente durante las últimas dos décadas. La tricefalia de ser un instituto autónomo, adscrito al Ministerio de Sanidad y Asistencia Social (hasta diciembre de 1998) y de la Salud durante la autocracia chavista-madurista, y sede de las cátedras y departamentos clínicos de la Escuela Razetti y de estudiantes de pregrado de las Escuelas de Bioanálisis, Enfermería, Nutrición y Dietética y Salud Pública así como de 36 programas de postgrados, todos de la Facultad de Medicina de la Universidad Central de Venezuela, ha contribuido a distorsionar progresivamente su viabilidad institucional.

Sin embargo, el grave y negativo impacto sobre el HUC, provocado por la dictadura imperante, al generar el desmembramiento y la destrucción del sector salud nacional, es el factor principal para fundamentar nuestro diagnóstico de severa pérdida de la viabilidad institucional y operativa del HUC y más aún denunciar ante el país y el mundo democrático la extensa “crisis humanitaria y perjuicios” que ocasiona diariamente en contra de los pacientes ambulatorios y hospitalizados en sus consultas y salas.  Denuncia que hacemos desde el Vicerrectorado Académico de la UCV. Denuncia que se une a muchas otras provenientes de los médicos residentes de postgrados, estudiantes y docentes de cátedras y departamentos.

El HUC ya no es un hospital universitario. La dictadura lo confiscó y se opuso a firmar el nuevo convenio que la UCV presentara en el 2006, dejando vigente sin honrarlo tampoco el de 1982. Es un centro sin dirección, transformado en sectores físicos que son operados por colectivos armados, que sirve de “habitación”, a gente cuya pobreza les impide tener un techo, donde han ocurrido ejecuciones criminales, y en el que una atroz inseguridad para todo su personal asociada a una muy acentuada situación de carencia de insumos, equipos médicos, ambientes imprescindibles para las intervenciones quirúrgicas y exploraciones de todo tipo y de medicamentos esenciales, que inevitablemente nos lleva a declarar y denunciar su inviabilidad como centro académico de docencia, investigación y servicios.

Como si fuera poco, por decisión unilateral e impositiva del Ministerio de la Salud, ejercen funciones médicas, grupos de los llamados “Médicos Integrales Comunitarios”, que sin poseer formación alguna, no pudieron con las exigencias científicas y tecnológicas de departamentos y servicios, recurriendo a aglomerarse en la emergencia del HUC área de la que se  desconoce los procedimientos y resultados de sus acciones.  

Es perentorio para la Facultad de Medicina y su Decanato asumir acciones y medidas urgentes. Junto a los docentes, los residentes de postgrados y los estudiantes de pregrado deberán participar en esas acciones intrahospitalaria. Somos una mayoría determinante. Importa agregar a la agenda enfrentar la nociva influencia del submundo que pervive en las adyacencias del HUC y del Instituto Nacional de Higiene. Son un factor de subversión, consumo de estupefacientes y prostitución. Salvar con coraje al HUC es la misión.

@nbiancoucv