• Caracas (Venezuela)

Nicmer Evans

Al instante

Respuesta a Luis Britto García: “Hasta aquí te trajo este río”

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El 3 de julio en El Nacional, Luis Britto García apareció en la sección Ping Pong, dando una serie de respuestas, si así se pueden llamar, a interrogantes sobre el país. No me detendré a debatir con él su enfoque, a veces pertinentes, otras evidentemente justificadoras de un gobierno en el que estoy seguro no cree, pero siente que seguramente es de los últimos que podría apoyar.

Mi interés público y el por qué me refiero a esta entrevista, se centra en la respuesta dada por este intelectual de izquierda a la pregunta sobre Marea Socialista.

“—¿Por qué gran parte del chavismo, como Aporrea y Marea Socialista, adversan a Maduro?

“—Porque morrocoy no sube palo, ni suposición es un hecho”.

A lo largo de la entrevista, nuestro muy querido Britto utiliza el recurso de las metáforas y refranes para responder lo irrespondible, además del recurso de la respuesta contrargumentada, al mejor estilo de los intelectuales que brillan con respuestas inteligentes que muchas veces no dicen nada.

Lo anterior lo podemos encontrar sintetizado en la respuesta sobre Marea Socialista. Cuanto menos decepcionante, ha sido una respuesta indignante ante una organización en la que han encontrado eco las propuestas más serias de Luis Britto, y otras veces de nuestras propuestas ha tomado insumos claves para formular las propias, cosa que por cierto no pasa en ningún nivel de gobierno de Maduro.

El papel de los pocos intelectuales que quedan hoy defendiendo al gobierno parece ser el de aquel que decide defender lo indefendible porque difícilmente la vida le podrá dar la oportunidad de ser nuevamente gobierno, cosa que sin duda no se refleja en el ámbito de los intelectuales emergentes de la izquierda venezolana, que ven con esperanza la reconstrucción de un espacio novedoso, distinto a lo que hoy sin duda puede ser denominado como el oficialismo.

No es un reto apoyar a Maduro, es un contrasentido revolucionario, mi estimado Britto, y usted que quizá ya no tiene nada que perder, podrá ver nuestro paso como el de un morrocoy, y a Maduro un palo, y es entendible mi querido Britto, porque usted puede necesitar un expreso, pero nosotros lo que no queremos es construir algo tan apresurado que vuelva a repetir los errores de hoy. Usted podrá asumir su palo, el de nosotros es otro hermano querido, a ver cómo se sube.

De lo otro, totalmente de acuerdo, suposición no es un hecho, ni tu suposición ni la nuestra, y vaya que sus respuestas están cargadas de suposiciones. Nosotros arrimamos mi querido Britto, a la suposición del pueblo, que termina generalmente siendo una verdad irrefutable cuando se expresa como mayoría, y sepa reconocer que en ese sentido usted con sus respuestas se aleja de las mayorías hoy.

El papel de un intelectual en el presente no es decir lo que cree superior a lo que piensan las mayorías, sino ser eco de lo que las mayorías no pueden expresar. Usted hoy parece que dejó de ser del segundo grupo, para volver a ser del primero, ese del pasado.

No dejo de tener profunda admiración por usted, y lo seguiré leyendo con el mismo cariño, pero no con el mismo respeto, porque dejar de ser crítico en los momentos más críticos no habla muy bien de la honestidad, ojalá me equivoque.

Por último, mi admirado Britto, le respondo: “Loro viejo no aprende a hablar”, “perro que ladra no muerde” y “hasta aquí te trajo este río”.