• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

El papa crea veinte nuevos cardenales en una ceremonia en el Vaticano

El papa Francisco saluda a la multitud frente a la catedral de Manila (Filipinas) el pasado 16 de enero | Foto: EFE

El papa Francisco | Foto: EFE

Jorge Bergoglio aseguró que la caridad significa ser magnánimo y benevolente y dijo: "la magnanimidad es, en cierto sentido, sinónimo de catolicidad, es saber amar sin límites, pero al mismo tiempo con fidelidad a las situaciones particulares y con gestos concretos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El papa Francisco creó hoy en su segundo consistorio quince nuevos cardenales electores y otros cinco no electores, en una ceremonia en el Vaticano en la que les impuso el capelo y la birreta y les entregó el anillo cardenalicio.

Uno a uno, el pontífice entregó a los nuevos cardenales esas distinciones que les convierten en "príncipes de la Iglesia" después de pronunciar una homilía en la que les instó a adoptar un "fuerte sentido de la Justicia".

El papa les instó a practicar la caridad y a "amar sin límites" con "fidelidad a las situaciones particulares".

El pontífice dijo que quien asume esa distinción debe tener "un fuerte sentido de la Justicia, de modo que no acepte ninguna injusticia", poco antes de crear a quince nuevos cardenales electores y cinco no electores.

El papa argentino les dijo antes de imponerles el capelo y la birreta cardenalicios y darles el anillo que les distingue en su nueva tarea que la "caridad" tiene que ser la pauta de su trabajo.

Jorge Bergoglio aseguró que la caridad significa ser magnánimo y benevolente y dijo: "la magnanimidad es, en cierto sentido, sinónimo de catolicidad, es saber amar sin límites, pero al mismo tiempo con fidelidad a las situaciones particulares y con gestos concretos".

Entre los veinte nuevos cardenales están el arzobispo español de Valladolid, Ricardo Blázquez, además de Alberto Suárez Inda, arzobispo de Morelia (México); el también español José Luis Lacunza Maestrojuán, arzobispo de David (Panamá), y Daniel Fernando Sturla Berhouet, arzobispo de Montevideo (Uruguay).

Todos ellos acudieron ante el pontífice, se arrodillaron y recibieron del papa los elementos que les distinguen como cardenales ante el resto del colegio cardenalicio y con la presencia, en un lugar destacado, del papa emérito Benedicto XVI.

Solo dos son italianos, aunque Italia sigue siendo el país más representado en el Colegio cardenalicio, y también los hay que proceden de países que hasta ahora no los tenían, como Etiopía, Vietnam, Nueva Zelanda, Birmania, Tonga o Cabo Verde, entre otros.

Con estos nombramientos, el colegio cardenalicio quedará formado por 227 miembros, de los cuales 125 serán electores al ser menores de 80 años, requisito para participar en el Cónclave que elige a un nuevo pontífice.