• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

En 2012 se triplicaron en Panamá amenazas y querellas penales contra periodistas

Ricardo Martinelli, presidente de Panamá | AP

Ricardo Martinelli, presidente de Panamá | AP

El secretario general del sindicato de periodistas acusó a funcionarios del gobierno de Ricardo Martinelli de estar detrás de estas prácticas, con el fin de que no sean denunciados casos de corrupción

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las amenazas, demandas y querellas penales contra periodistas se triplicaron en 2012 en Panamá en comparación con el año anterior, denunció este lunes el secretario general del sindicato de periodistas, Filemón Medina.

Medina acusó a funcionarios del gobierno de Ricardo Martinelli de estar detrás de estas prácticas, con el fin de que no sean denunciados casos de corrupción.

El año pasado se "han podido contabilizar entre 50 a 60 ataques entre amenazas, demandas y limitaciones a la libertad de expresión de los periodistas", según un estudio preliminar que prepara el sindicato, dijo Medina a la AFP.

"El mayor porcentaje de esos ataques proviene de funcionarios vinculados al gobierno de Ricardo Martinelli", subrayó Medina, para quien se trata de hechos "cada vez más osados".

Esa cifra significa un aumento sustancial en comparación a los 16 ataques registrados en 2011, a los 14 de 2010 y a los 12 de 2009.

Nueve acciones judiciales fueron interpuestas contra periodistas y medios de comunicación panameños en 2012, un año donde arreciaron los escándalos que vinculan a funcionarios gubernamentales con actos de presunta corrupción que salpican, incluso, al propio mandatario, quien ha tildado las denuncias de "novelas periodísticas".

"La manipulación de la información es una violación a los derechos humanos de los ciudadanos en general, y en particular de los afectados directamente por la manipulación informativa, como ocurre con mi familia y conmigo", se quejó recientemente Martinelli tras divulgarse un nuevo escándalo.

El mandatario advirtió que cuando concluya su administración demandará a quien considere que dañó su imagen y a su familia.

"Las novelas son de ficción, pero nuestras denuncias no son de ficción", replicó Medina, para quien Martinelli "no tolera los actos de investigación que indican que hay cosas que no se hacen correctamente con los fondos públicos".

Martinelli fue recientemente vinculado por una investigación periodística con un escándalo financiero que afecta a la casa de valores Financial Pacific, que incluiría el uso de información privilegiada. El mandatario rechazó las acusaciones.

También se le relacionó en 2012 con el empresario italiano Walter Lavítola, preso en su país y vinculado al exprimer ministro Silvio Berlusconi, acusado de sobornar a Martinelli con 28 millones de dólares y un helicóptero para la obtención de contratos para construir varias cárceles en Panamá.