• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Un tribunal egipcio podría liberar a Mubarak mientras arrecia la crisis

Hosni Mubarak / Reuters

Hosni Mubarak / Reuters

Su liberación podría agravar la agitación en un país donde las autoridades respaldadas por el Ejército están persiguiendo a sus enemigos de los Hermanos Musulmanes

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El ex presidente egipcio Hosni Mubarak podría ser liberado de la cárcel después de que un tribunal revise su caso el miércoles, lo que podría agravar la agitación en un país donde las autoridades respaldadas por el Ejército están persiguiendo a sus enemigos de los Hermanos Musulmanes.

El tribunal se reunirá en la prisión de El Cairo, donde Mubarak está detenido, dijeron fuentes judiciales, y examinará una petición de su abogado que exige la liberación del líder derrocado en unas protestas de 2011 que se extendieron por el mundo árabe.

Si el tribunal confirma la petición, no quedaría ninguna base legal para la detención continuada de Mubarak, a pesar de que está siendo juzgado por cargos de complicidad en el asesinato de unos manifestantes en 2011.

A los 85 años, Mubarak podría no tener un futuro político, pero su puesta en libertad -que su abogado predice ocurrirá esta semana- podría agitar conciencias y plantear nuevas preguntas sobre si el levantamiento popular que puso fin a su régimen de 30 años está volviendo a una nueva forma de gobierno militar.

Siete semanas atrás, las fuerzas armadas que Mubarak lideró una vez depusieron a su sucesor elegido libremente, Mohamed Mursi de los Hermanos Musulmanes.

Egipto vive el peor conflicto interno de su historia moderna, con unos 900 muertos, entre ellos 100 policías y soldados, después de que las fuerzas de seguridad desalojaran los campamentos de protesta de seguidores de los Hermanos Musulmanes el 14 de agosto en El Cairo.

Un portavoz de una alianza a favor de los Hermanos dijo que la cifra de muertos entre sus seguidores es de aproximadamente 1.400.

Indicando su determinación de aplastar al grupo y silenciar las protestas en contra de la expulsión de Mursi, las autoridades arrestaron el martes a Mohamed Badie, líder de los Hermanos Musulmanes.

Su arresto es parte de una ola de detenciones entre los estratos superiores de la organización. La prensa estatal egipcia informó el miércoles de que Murad Ali, un asesor de medios de comunicación para el partido político de los Hermanos, y Safwat Hegazy, un predicador incendiario, fueron detenidos mientras trataban de huir del país.

Una declaración de los Hermanos Musulmanes condenó la detención de Badie, de 70 años, y otros dirigentes.

"Los golpistas creen que la detención de los líderes de los Hermanos Musulmanes y empañar su imagen en los medios de comunicación hará que los egipcios cedan ante el golpe de Estado", dijo.

"El tema se ha convertido en uno del pueblo egipcio y este no se doblegará (...) Han matado a miles, herido a miles, arrestado a miles, pero la (gente) sigue su curso en su revolución pacífica y rechaza el golpe de Estado y el gobierno militar", agregó.

Badie fue acusado en julio de incitar al asesinato durante las protestas previas a la caída de Mursi y se espera que comparezca ante un tribunal el 25 de agosto junto con dos colaboradores.

La agitación ha alarmado a Estados Unidos y a la Unión Europea, pero Israel y algunos países del Golfo Pérsico encabezados por Arabia Saudí han instado a Occidente a no castigar a los nuevos gobernantes.

Estados Unidos adoptó el martes una postura más dura frente al Gobierno de Egipto respaldado por el Ejército, haciendo hincapié en que su sangrienta represión contra los manifestantes podría influir sobre la ayuda de Washington, pero negó las informaciones de que ha suspendido su ayuda.

En juego está el futuro de cerca de 1.230 millones de dólares en ayuda militar de Estados Unidos y cerca de 241 millones de dólares en ayuda económica a Egipto, un aliado cercano de Estados Unidos durante tres décadas, hasta que el autoritario gobernante Hosni Mubarak fue derrocado en 2011 después de una revuelta popular.

La Casa Blanca, el Departamento de Estado y el Pentágono rechazaron un comunicado de la oficina de un senador estadounidense sobre que el Gobierno de Estados Unidos ha decidido por el momento suspender la financiación al Ejército de Egipto.

Pero los funcionarios estadounidenses aclararon que no se ha descartado ninguna medida, más allá de la decisión de Obama de cancelar los ejercicios militares conjuntos entre Estados Unidos y Egipto y la suspensión de la entrega de cuatro aviones de combate F-16.