• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

El presunto terrorista detenido en Polonia tuvo contacto con Anders Breivik

Anders Behring Breivik, autor de la masacre del 22 de julio de 2011 en Noruega | Reuters

Anders Behring Breivik, autor de la masacre del 22 de julio de 2011 en Noruega | Reuters

Según informó la fiscalía, el arrestado, un hombre de 45 años de edad, especializado en química y empleado de una escuela superior de Cracovia, pretendía atentar con explosivos contra el presidente Bronislaw Komorowski

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presunto terrorista detenido en Polonia, donde pretendía atentar contra el Parlamento y el jefe del Estado, mantuvo contactos con el noruego Anders Breivik, autor de la masacre de la isla de Utoya, quien de hecho compró en el país excomunista algunos componentes para sus bombas.

Un análisis de los contactos polacos de Breivik ayudó a los investigadores a detectar a un hombre que, desde su vivienda en Cracovia, preparaba ataques a las principales instituciones polacas, incluida una bomba con cuatro toneladas de explosivos contra la sede del Congreso, imitando a Breivik, informaron hoy medios locales.

El primer ministro de Polonia, Donald Tusk, destacó ayer los paralelismos entre los atentados perpetrados por Breivik y los planeados por el presunto terrorista polaco, también con una ideología xenófoba, nacionalista y antisemita, según señaló la propia fiscalía.

"No escondía (el detenido) su fascinación por Breivik", señaló Donald Tusk, quien pidió rebajar la tensión en la vida política polaca para evitar la radicalización de la sociedad.

Según informó la fiscalía, el arrestado, un hombre de nacionalidad polaca, de 45 años de edad, especializado en química y empleado de una escuela superior de Cracovia, pretendía atentar con explosivos contra el presidente Bronislaw Komorowski y contra instituciones como el Parlamento y la sede del Gobierno.

"Además había llevado a cabo el reconocimiento del barrio del Parlamento, y este edificio iba a ser el blanco de uno de sus ataques", explicó el fiscal responsable del caso, Mariusz Krason, en una rueda de prensa, donde reveló que el plan consistía en atentar contra el congreso con una carga explosiva de cuatro toneladas instalada en un vehículo.

La fiscalía comunicó oficialmente ayer la detención del sospechoso, aunque esta se produjo el pasado 9 de noviembre.

El presunto terrorista había comprado armas en Bélgica y tenía acceso a laboratorios universitarios donde podía reunir el material necesario para elaborar bombas.

En casa del arrestado se encontró trinitrotolueno y otros materiales explosivos, además de detonadores contactados con los teléfonos móviles, armas de fuego, un chaleco antibalas y placas para vehículos.

Según informó la fiscalía, el presunto terrorista habría intentado reclutar más partidarios para formarles y sumarlos a su causa.

De hecho junto a él fueron arrestadas otras dos personas acusadas de posesión ilegal de armas y de materiales explosivos.