• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Seis empresas líderes en tecnología piden a Obama que EE UU limite espionaje

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, es el líder mundial más seguido en Twitter con más de 33 millones de seguidores |Foto: Terra

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama |Foto: Terra

"Apreciamos la oportunidad de haber compartido directamente con el presidente los principios en materia de vigilancia del Gobierno que publicamos la semana pasada y le instamos a moverse agresivamente hacia una reforma", indicaron las empresas en un comunicado

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los directivos de compañías tecnológicas como Apple, Twitter, Facebook, Yahoo, Microsoft y Google instaron hoy al Gobierno de EE.UU. a avanzar hacia una reforma de sus programas de espionaje, y el presidente Barack Obama tomó nota de sus recomendaciones y apostó por un internet "libre".

Obama se reunió en la Casa Blanca con los directivos de esos gigantes tecnológicos, entre ellos los consejeros delegados de Apple, Tim Cook, y Yahoo, Marissa Mayer, el presidente ejecutivo de Google, Eric Schmidt, y la directora de operaciones de Facebook, Sheryl Sandberg.

"Apreciamos la oportunidad de haber compartido directamente con el presidente los principios en materia de vigilancia del Gobierno que publicamos la semana pasada y le instamos a moverse agresivamente hacia una reforma", indicaron las empresas en un comunicado conjunto emitido tras la reunión.

Precisamente, la semana pasada ocho grandes empresas tecnológicas, entre ellas Apple, Google y Microsoft, pidieron a Obama y al Congreso un cambio en su política de vigilancia digital para que sea "transparente y sujeta a supervisión independiente".

"Es tiempo de cambiar", aseguraron en una carta conjunta, en la que destacaron que las revelaciones sobre los programas secretos de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) para recopilar datos telefónicos y digitales de los ciudadanos "resaltaron la necesidad urgente de reformar las prácticas de vigilancia de los gobiernos en todo el mundo".

Después de la reunión de hoy, a la que también asistió el vicepresidente Joseph Biden, la Casa Blanca sostuvo en un comunicado que Obama tuvo la oportunidad de "escuchar directamente" a los ejecutivos de esas compañías mientras el Gobierno "se acerca a la finalización" de la revisión de sus programas de inteligencia.

Tras las revelaciones del extécnico de la NSA Edward Snowden sobre esos programas, Obama ordenó una revisión.

Y el pasado viernes el presidente recibió el informe del panel independiente encargado de esa revisión, que contiene más de 40 recomendaciones y será analizado ahora por el mandatario y su equipo.

El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, afirmó hoy en su rueda de prensa diaria que ese análisis estará listo en enero y a continuación Obama prevé presentar sus conclusiones públicamente.

En el encuentro con los directivos, Obama "dejó clara su creencia en un internet abierto, libre e innovador, y escuchó las preocupaciones y recomendaciones del grupo", de acuerdo con la Casa Blanca.

"Tendremos en cuenta sus aportaciones, así como las de otros actores externos mientras finalizamos nuestro análisis de los programas de inteligencia", agregó.

La reunión también estuvo enfocada en revisar los "avances" para "mejorar los problemas de rendimiento y capacidad" de la web www.HealthCare.gov, creada para contratar los nuevos seguros médicos previstos bajo la reforma sanitaria y que registró numerosos fallos técnicos durante semanas tras su lanzamiento en octubre.

En ese contexto, Obama expresó que su objetivo es mejorar la forma en la que el Gobierno usa la tecnología "para maximizar la innovación, la eficiencia y el servicio al cliente", y alentó a los directivos a que sigan "compartiendo sus ideas sobre la manera de hacerlo".

Hoy se anunció, además, que Kurt DelBene, un antiguo directivo de Microsoft, tomará el control del sitio www.HealthCare.gov en reemplazo de Jeffrey Zients, nombrado por Obama en octubre para resolver los problemas de funcionamiento de esa web.

En un momento de la reunión, Obama bromeó con el cofundador y consejero delegado de Netflix, Reed Hastings, y le preguntó si había traído copias anticipadas de la exitosa serie de ficción de ese portal "House of Cards", ambientada en Washington y en la que Kevin Spacey interpreta a un político hambriento de poder.

Obama ironizó sobre las continuas batallas con los republicanos en el Congreso y dijo que "ojalá las cosas fueran tan despiadadamente eficientes" como en esa serie, mientras que Reed le sugirió que podría hacer un cameo (breve aparición).