• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Un hombre se suicidó frente a la catedral de Notre-Dame de París

El fallecido, de 78 años, era un escritor y ensayista de extrema derecha llamado Dominique Venner. Se quitó la vida con una pistola de fabricación belga

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un hombre de 78 años se suicidó hoy de un disparo en la boca frente al altar de la catedral de Notre-Dame de París, que tuvo que ser evacuada, informaron los medios franceses.

Los hechos ocurrieron poco antes de las 16.00 hora local (14.00 GMT) e inmediatamente se procedió a evacuar la catedral, uno de los monumentos más concurridos y emblemáticos de la capital francesa en el que había unos 1.500 fieles y turistas.

Según la emisora de radio "France Info", el fallecido es un escritor y ensayista de extrema derecha llamado Dominique Venner que se quitó la vida con una pistola de fabricación belga.

Este antiguo miembro del grupo terrorista de extrema derecha llamado Organización Armada Secreta (OAS), había llamado recientemente a manifestarse contra la legalización del matrimonio homosexual en Francia y contra la inmigración.

En una entrada de su blog publicada hoy, en la que arremetía contra la llegada de inmigrantes y contra las uniones de personas del mismo sexo, el suicida había escrito: "Sin duda, serán necesarios nuevos gestos, espectaculares y simbólicos, para sacudir las somnolencias, agitar las conciencias anestesiadas y despertar la memoria de nuestros orígenes".

"Entremos en unos tiempos en los que las palabras deben hacerse auténticas con hechos", agregó.

El ministro del Interior, Manuel Valls, se desplazó hasta el lugar de los hechos tras ese "drama sin precedentes" en uno de los "símbolos más bellos de París y de Francia", según declaró.

El anciano, que llevaba encima al menos una carta en la que podría explicar los motivos de su acción, según informó la emisora "BFM TV", era un experto en historia de Europa y de Rusia y en armas.

La semana pasada, otro individuo de unos cincuenta años se suicidó de un disparo en el patio de un colegio de París delante de una veintena de niños, sin motivos políticos conocidos.