• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

No respetar la señalización luminosa, principal hipótesis del accidente de Suiza

"La investigación se centra en la posibilidad de que el tren procedente de Payerne no haya respetado una señal", declaró este martes Jean-Christophe Sauterel, portavoz de la policía

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las autoridades suizas consideran el no respeto a la señalización luminosa como la principal hipótesis en la investigación de la causas del accidente de tren ocurrido el lunes en Suiza, que dejó al menos un muerto.

"La investigación se centra en la posibilidad de que el tren procedente de Payerne no haya respetado una señal", declaró este martes Jean-Christophe Sauterel, portavoz de la policía. Es "la principal hipótesis en base a los elementos que el fiscal y los investigadores tienen", insistió. "Estamos conmocionados por este accidente", declaró, por su parte, el director general de los servicios de Ferrocarriles Federales Suizos (CFF), Andreas Meyer.

Dos trenes chocaron frontalmente el lunes cerca de la estación de Granges-près-Marnand, una población al norte de Lausana. Uno de los convoyes procedía de Payerne hacia Lausana y el otro tren llegaba en dirección contraria. La persona fallecida es el conductor del vehículo que procedía de Lausana, un hombre de 24 años. Según el portavoz, debido a la violencia del choque el tren "retrocedió 8 metros" y, por ello, la policía "no puede excluir que un pasajero fallecido permanezca atrapado".

Las labores de rescate continuaban en el lugar del accidente. Según Jocelyn Corniche, médico jefe de los servicios de rescate, "dos adultos y un niño están todavía hospitalizados de los 23 heridos registrados ayer, pero su vida no corre peligro".

El conductor del convoy procedente de Payerne, un hombre de 54 años, tuvo tiempo de accionar el freno de urgencia y, como indican los procedimientos de la CFF, abandonar el tren. Este vehículo circulaba a 40 km/h, indicó Sauterel. La velocidad del tren procedente de Lausana todavía no fue determinada, añadió. Sauterel indicó que la seguridad corría a cargo de un trabajador de CFF presente en la estación.

Poco antes de la colisión, el tren procedente de Payerne llegó a la estación para que los pasajeros descendieran. El convoy que viajaba desde Lausana llegó después. Como establecen las reglas de esta estación, el tren procedente de Lausana debe pasar por la estación sin detenerse y sólo después el tren de Payerne puede reanudar la marcha, cuando la señalización luminosa lo autoriza.

El lunes, el tren procedente de Payerne arrancó sin que los investigadores sepan verdaderamente lo que pasó.