• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Esta semana Rousseff se juega la continuidad

Dilma Rousseff, presidenta de Brasil | AFP

Dilma Rousseff, presidenta de Brasil | AFP

Las encuestas muestran que ninguna de las principales candidatas logrará la mayoría necesaria por lo que pasarán a una segunda vuelta el 26 de octubre 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Dilma Rouseff, presidente de Brasil, se juega la continuidad en el poder el próximo domingo cuando se celebren las elecciones presidenciales de ese país. Las principales aspirantes para llegar a ocupar el Palacio de Planalto en Brasilia son, según un sondeo de la casa Datafolha publicado ayer, Rousseff, del Partido de los Trabajadores, que lidera las encuestas, y Marina Silva, del Partido Socialista, que está en segundo lugar.

Estudios del instituto Ibope mostraron que ninguna de las dos logrará la mayoría necesaria (50%+1), por lo que Rousseff y Silva podrían pasar a la segunda vuelta, fijada para el 26 de octubre.

En las elecciones del domingo también se elegirán diputados locales, nacionales y senadores.

La decisión estará en manos de 143 millones de votantes habilitados a concurrir a las urnas, en un país de casi 207 millones de personas, de acuerdo con el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística.

La campaña. Rousseff, por ley y debido a las alianzas políticas de su partido, goza de muchos minutos más en televisión para hacer campaña. El PT dispone de más de 11 minutos diarios y el PSB no llega a 3. Rousseff ha sabido aprovechar el tiempo, pues centró sus mensajes en afirmar que si Silva ganaba muchas de las conquistas sociales conseguidas con el PT iban a desaparecer.

Silva se ha esforzado en las últimas semanas en desmentir los señalamientos. Pero el mensaje ha calado. Sobre todo en las clases sociales que Silva y Rousseff se disputan, la denominada clase C, la nueva clase media brasileña, compuesta por 30 millones de personas.

Aunque el tercer candidato, Aécio Neves, ha subido en sus proyecciones de voto, las elecciones de Brasil continúan siendo una carrera entre dos mujeres.

Principales aspirantes. Rousseff y Silva tienen en común el haber sido ministras del expresidente Lula da Silva, la primera de Minas y Energía y la segunda de Medio Ambiente, y ambas chocaron en el gabinete por sus diferentes visiones sobre el desarrollo de la Amazonía, el pulmón verde del planeta.

Silva dejó en 2008 el gobierno y también el Partido de los Trabajadores, en el que militaba desde 1988, y se unió después al Partido Verde. Entretanto, Rousseff se ganó el padrinazgo de Lula, que la impulso como candidata del PT para las comicios de 2010.

Silva como no pudo armar a tiempo su propia formación para las elecciones de 2014 se afilió al PSB, del cual era candidata a la vicepresidencia hasta que el mes pasado murió su candidato Eduardo Campos en un accidente aéreo, y pasó a ser la abanderada.

Últimos sondeos

Las encuestas más recientes indican que para la primera ronda Rousseff aventajará a Silva con 40% frente a 27% de su rival. El instituto de sondeos Datafolha señaló que 47% de los votantes apoyaría a Rousseff en una segunda ronda y que 43% lo hará por Silva. Una encuesta de finales de agosto mostró que Silva superaba a Rousseff por 10 puntos.