• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Dos niños secuestrados por su padre en Florida pueden encontrarse en Cuba

Chase y Cole Hakken, de tres y cinco años, fueron secuestrados la semana pasada y se cree que su padre se los llevó a Cuba, pero "no estamos seguros ni podemos confirmar" si se encuentran allí ahora, dijo una fuente

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Dos niños que fueron secuestrados la semana pasada por su padre en casa de su abuela materna en Florida pueden encontrarse en Cuba con sus progenitores, aunque la Policía no ha podido confirmar aún este extremo.

Chase y Cole Hakken, de tres y cinco años, fueron secuestrados la semana pasada y se cree que su padre se los llevó a Cuba, pero "no estamos seguros ni podemos confirmar" si se encuentran allí ahora, dijo hoy a Efe una fuente de la Policía del condado de Hillsborough, en la costa oeste floridana.

Sin embargo, la cadena de televisión CNN asegura haber visto hoy el barco familiar, llamado "Salty", en la marina Hemingway de La Habana y haber hablado con un hombre que se identificó como Joshua Hakken -el nombre del padre-, pero no quiso hacer declaraciones. La cadena también habla de un niño jugando en la parte trasera de la embarcación.

Los niños fueron llevados de la casa de su abuela materna -que tenía la custodia de ambos- por su padre, de 36 años, aunque también aparece como sospechosa su esposa, Sharyn Patricia, de 35 años, que se cree que estaba esperando fuera de la vivienda, según la denuncia presentada ante la Policía.

"Aparentemente, Joshua Hakken entró en la madrugada de ese día en la vivienda de su suegra y la ató. Luego despertó a los niños, los sacó de la casa en pijama y huyó con ellos en el automóvil de su suegra", agregó la Policía en un comunicado.

Una vez que la mujer logró liberarse de las ataduras llamó a la Policía y denunció el secuestro de los niños. Durante la investigación, los agentes encontraron abandonado el vehículo en el que supuestamente el padre se los llevó.

Al conocerse el secuestro, las autoridades de Luisiana hicieron públicos detalles de los padres y los motivos por los que se les había retirado la custodia de los niños el año pasado.

Así, explicaron que en junio de 2012 la policía atendió una queja de que la pareja estaba generando alboroto en una habitación de un hotel de Luisiana, donde también estaban los niños y donde posteriormente se encontraron drogas y armas.

Cuando los agentes llegaron notaron un comportamiento raro y, entre otras cosas, el matrimonio explicó que estaban "completando su viaje final" y que estaban atravesando el país para "viajar al Armagedón".

El hombre fue detenido y las autoridades de ese estado sureño se hicieron cargo de la custodia temporal de los niños. Pasado un tiempo, decidieron concedérsela a la abuela materna, residente en Florida.

Sobre el padre pesan nueve cargos por delitos de secuestro, interferencia en la custodia de los menores, negligencia, robo con agravante de asalto y robo de automóvil.

"Desafortunadamente, esos padres y esos pobres niños, esos inocentes, van a estar ahora en un país donde no hay leyes y que ha sido refugio para fugitivos y criminales buscados durante años", dijo la congresista republicana por Florida, Ileana Ros-Lehtinen, a CNN sobre Cuba, que no tiene acuerdo de extradición con EE UU.