• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Un restaurante KFC expulsó a una niña de tres años por las cicatrices de su cara

Un restaurante KFC expulsó a una nena de tres años por las cicatrices en su cara. Foto: Facebook Victoria

Un restaurante KFC expulsó a una nena de tres años por las cicatrices en su cara. Foto: Facebook Victoria

Un empleado pidió que se retiraran ella y su abuela porque el aspecto de la chica molestaba a otros clientes; Victoria tiene marcas porque hace unos meses un perro pitbull la desfiguró

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La indignación se propagó velozmente por las redes sociales cuando a Victoria Wilcher, una nena de tres años con cicatrices en la cara y con un parche en el ojo a causa del ataque de un perro pitbull, se le pidió que se retirara de un restaurante de KFC, en EE.UU, porque su apariencia molestaba a otros clientes.

Tras las críticas que los usuarios de redes sociales lanzaron contra el restaurante, que pidieron un boicot, la cadena de comidas se disculpó de inmediato. La compañía indicó que donará 30.000 dólares para apoyar los tratamientos de la nena.

"La familia entera de KFC respalda a Victoria", dijo el vocero de la compañía, Rich Maynard.
"Su cara molesta a nuestros clientes"

Victoria fue mutilada por tres perros pitbull unos meses atrás, lo que la obliga a mantenerse en tratamiento médico desde entonces. Después de una visita médica la semana pasada, su abuela Kelly Mullins la llevó a un restaurante KFC en Jackson, Mississippi. "Yo ordené un té dulce grande y su puré de papas porque estaba hambrienta", contó la abuela a WAPT, medio afiliado a CNN, que luego publicó la historia.

"Ella estaba con una sonda en ese momento, pero pensé que sólo podría tragar (el puré). Ellos nos dijeron: 'Tenemos que pedirles que se retiren porque su cara está molestando a nuestros clientes'. (Victoria) entendió exactamente lo que dijeron". Victoria lloró todo el camino a su casa, dijo Mullins.

"Ella ha tenido que pasar por muchas cirugías", señaló Mullins a WAPT. "Cuando vamos a una tienda, ella no quiere ni siquiera salir (del auto). Tiene tres años y está avergonzada por su apariencia. Está avergonzada y odio eso porque no debe ser. No es su culpa".

El enojo en la red

La familia de Victoria hizo un recuento del incidente en un perfil de Facebook, creado para recaudar fondos para los gastos médicos.

"¿Esta cara te da miedo?", posteó la familia en la página de la red social Victoria's Victories. "Yo personalmente nunca pondré un pie de nuevo en un KFC y escribiré personalmente al director general".

El enojo se propagó.

"Tan pronto como nos enteramos de esto el viernes, inmediatamente empezamos una investigación, ya que este tipo de acciones hirientes e irrespetuosas no serán toleradas por KFC", indicó la compañía. "Independientemente del resultado de nuestra investigación, nos hemos disculpado con la familia de Victoria y estamos comprometidos en apoyarlos".
Un horrible ataque

Autoridades dijeron que Victoria fue atacada en abril cuando visitaba a su abuelo, de quien Kelly Mullins está divorciada. Uno de los perros rompió la puerta de enfrente y otros dos perros la arrastraron al patio trasero, reportó WAPT.

Los perros mordieron a la niña en todas partes del cuerpo, pero especialmente en la cara. Tiene cicatrices faciales severas, perdió la vista de su ojo derecho y la habilidad de mover el mismo lado de la cara, dijo Mullins a WAPT. Usa un parche con una caricatura como dibujo.

Los tres perros que atacaron a Victoria fueron sacrificados. El abuelo, Donald Mullins, y su novia fueron arrestados por el delito de maltrato a menores, reportó WAPT.

Mientras tanto, la página de Facebook suma miles de "Me gusta". Hasta esta hora tiene casi 85.000. Son personas de todo el mundo que siguen esta causa.