• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

La regionalización del terrorismo

Un soldado hace guardia en un puesto de control establecido en una calle de Saná, Yemen | Foto EFE

Un soldado hace guardia en un puesto de control establecido en una calle de Saná, Yemen | Foto EFE

La red terrorista busca tener filiales para aparentar ser más poderosa de lo que es

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los primeros días de este mes una amenaza de Al Qaeda fue interceptada por Estados Unidos. El Departamento de Seguridad descubrió llamadas, chats y mensajes electrónicos entre miembros de la organización terrorista, y determinó que se extremaran precauciones de seguridad en sus centros diplomáticos en el Medio Oriente y África. El Reino Unido, Francia y Alemania se plegaron a la alerta, y cerraron sus embajadas el domingo 4 y el lunes 5, tras una advertencia mundial hecha el jueves 1 por Washington. A pesar de ser levantada en otras regiones, la medida se extendió por más días en Saná, capital de Yemen, por considerarse el principal objetivo del ataque.

Con esta amenaza queda claro que Al Qaeda, tras la muerte de jefe de la organización Osama bin Laden, no desapareció sino modificó la manera de alcanzar sus objetivos y de lograr el liderazgo dentro de la agrupación.

Los cabecillas. La forma en que un militante llega a un alto mando ha cambiado. Bin Laden nombraba a sus segundos por la cercanía que tenían con él. Hoy en día, es la efectividad en las acciones lo que determina el liderazgo. El combatiente con más experiencia, logre la mejor organización de una filial, que desarrolle una célula y que obtenga los mejores resultados, puede convertirse en un cabecilla. Es así como el yemení Naser al Wahishi,  apodado Abu Basir, ascendió a segundo hombre dentro de la red, nombrado por Ayman al Zawahiri, actual líder de Al Qaeda. Nadie ha tenido tanto éxito en las misiones como él, es por ello que actualmente en Yemen se encuentra la rama considerada como el bastión principal de Al Qaeda o también “el nuevo Afganistán”. Al Wahishi fue secretario de Bin Laden durante seis años y es el responsable de regionalizar la yihad (guerra santa), focalizando las acciones de manera local. Lo que demuestra que los movimientos globales han perdido fuerza. Además de ser quien provocó la alerta global hecha por Estados Unidos.

Regionalizados. Cuando se habla de Al Qaeda se entiende como una organización mundial, pero en realidad es un movimiento conformado por varias agrupaciones regionales. “Es una idea global dividida en filiales regionales. Ellos decían tener una estructura jerárquica pero si se observa su propaganda, se nota que quieren dar la idea de que son más poderosos de lo que realmente son”, señala Christopher Swift, profesor adjunto de Estudios de Seguridad Nacional en la Universidad de Georgetown. Originalmente era una organización paramilitar, yihadista, con prácticas terroristas bajo el lema de ser un movimiento de resistencia islámica.

Swift considera que aunque los analistas occidentales suelen decir que lo que influye a que un joven ingrese en Al Qaeda son razones religiosas, en los yemeníes mayoritariamente destacan factores económicos. Los líderes tribales de las provincias de Abyan, al Jawf, Hadramaut, Lahej y Marib describieron cómo los insurgentes atraen a los jóvenes, con la promesa de un rifle, un carro y un salario de 400 dólares al mes, una fortuna en un país donde casi la mitad de la población vive con menos de 2 dólares al día.

Cambios en la organización. Según Swift, existen tres factores dentro de la estructura de Al Qaeda que han sufrido transformaciones: el geográfico, el generacional y el estratégico.

En cuanto al geográfico, con Bin Laden se enviaban equipos de vanguardia a colonizar territorios. Milicianos ideologizaban otras regiones, por ello se observaban personas inspiradas por Al Qaeda en lugares como Asia Central, Indonesia o Rusia. Poco antes de la muerte del dirigente, aquellos que se habían ido a colonizar, regresaron a sus lugares de origen en busca de sus idiomas, costumbres y tradiciones. “Era mas sencillo pelear en sus territorios”, apuntó el experto.

Según el especialista, los primeros miembros de la organización luchaban contra los soviéticos, hoy en día el enemigo es Estados Unidos.

Como resultado de los cambios en los factores anteriores, la agrupación ha adoptó una nueva estrategia en la que unen la teoría ideológica global con la realidad práctica de insurgencias locales, el concepto de guerra de guerrillas.

Swift manifestó que los objetivos del grupo terrorista a largo plazo no han cambiado, pero observaron que esas metas globales no las pueden alcanzar con drásticos eventos terroristas sino de manera gradual conquistando primero sus propias regiones para luego lograr expandirse.


¿Quién es Al Wahishi?

Naser al Wahishi nació al sur de Yemen en la provincia de Abyan. Perteneció a una familia de clase media y estudió en un centro privado religioso que promovía la conciliación entre el Islam y la república gubernamental. En 1998, como muchos otros jóvenes, se fue a Afganistán inspirado por la ideología y discurso de Osama bin Laden y se entrenó en el campo Al Faruk. En 2001 se escapó de Afganistán tras los atentados del 11 de septiembre en Nueva York, y la batalla de Tora Bora que fue un enfrentamiento militar en Afganistán en diciembre del mismo año. En 2002 fue capturado y un año después extraditado a Yemen. En febrero de 2006 participó en la fuga de una prisión a través de un túnel de 44 metros de longitud que conectaba con una mezquita. Analistas consideran que esa evasión reavivó la red. En 2007 se convirtió en jefe de Al Qaeda en Yemen.