• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

El número de refugiados sirios en el exterior supera el millón y medio

Sólo en abril más de 90.000 personas se registraron en los centros del ACNUR en Líbano, "más de diez veces las cifras de registros en el mismo mes en 2012"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El número de sirios que han huido de su país y se refugian en las naciones vecinas ha superado el millón y medio de personas, denunció hoy el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), que puntualizó que la cifra real de refugiados es mucho mayor de la de registrados.

"El hecho de que más de un millón y medio de personas se hayan registrado con el ACNUR o tengan citas para hacerlo, tristemente significa que el número es mucho mayor", señaló en rueda de prensa el portavoz del organismo, Dan McNorton.

El portavoz no pudo dar una cifra estimativa del número real de sirios en los países vecinos, aunque adelantó que el ACNUR está trabajando en ello.

No obstante, señaló que está claro que el número real es mayor del que revelan sus registros, no sólo porque así se ve sobre el terreno, sino porque muchas personas admiten abiertamente que no quieren registrarse por estar "preocupados".

Consultado sobre cuales son estás preocupaciones, McNorton no dio detalles y se limitó a decir que tienen "miedo" al hecho de ser registrados porque no saben qué consecuencias puede ocasionarles este hechos.

"Obviamente, nosotros les invitamos a registrarse y les explicamos que sólo obtendrán beneficios de ello, pero muchos dudan".

El portavoz recordó que ha registrado casi un millón de refugiados sólo desde enero de este mes, lo que significa 250.000 personas mensualmente.

Un ejemplo de este crecimiento imparable es el caso de El Líbano: cada día más de 4.200 personas se acercan a las oficinas de registro cada día.

Sólo en abril más de 90.000 personas se registraron en los centros del ACNUR en Líbano, "más de diez veces las cifras de registros en el mismo mes en 2012".

McNorton alertó además, que los recursos para asistir a los refugiados no crece al mismo ritmo que el flujo de huidos, por lo que la distribución de la ayuda es un "desafío creciente".