• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

9.400 refugiados sirios entraron en Turquía en la última semana

Siria

Siria

El miedo a los combates continuos y a ataques con armas químicas ha impulsado a numerosos sirios a cruzar al país vecino en el municipio de Reyhanli

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Durante la última semana han entrado en Turquía alrededor de 9.400 refugiados sirios, en lo que parece una oleada causada por la subida de tensión alrededor del conflicto sirio, informó este lunes la prensa turca.

El miedo a los combates continuos y a ataques con armas químicas ha impulsado a numerosos sirios a cruzar al país vecino en el municipio de Reyhanli, parte de la provincia de Hatay, asegura la agencia privada turca Cihan en una nota retomada por varios diarios.

Los recién llegados se hospedan con familiares o amigos que ya residen en Turquía, detalla, aunque no aclara en qué fuentes se basa el recuento.

Según las últimas cifras de Afad, la Dirección de Emergencias turcas, que gestiona los 20 campamentos de refugiados en las provincias meridionales turcas, ahora hay unos 200.000 ciudadanos sirios acogidos en estos centros, de los que 15 son de tiendas de campaña y cinco de casas prefabricadas.

Pero se estima que otros tantos, o quizás hasta 300.000, viven en pisos alquilados o con amigos, sobre todo en la provincia de Hatay.

De hecho, en la ciudad de Antioquía, capital de dicha provincia, hay barrios enteros con una población mayoritariamente siria, como ha podido comprobar Efe.

La reciente oleada supone un cambio de tendencia con respecto a los últimos meses, cuando Turquía restringió su política de puerta abierta y ha indicado a los refugiados que los campamentos están a tope de su capacidad.

Ya desde octubre de 2012, Afad distribuye ayuda humanitaria en los llamados "puntos cero" en la frontera, en un intento de reducir la afluencia de refugiados hacia Turquía.

La ayuda es recogida allí por los coordinadores de los numerosos campamentos de desplazados dentro del territorio sirio y situados a menudo a tiro de piedra de la frontera turca.

Pero ante el temor a un ataque o una escalada de la guerra, es previsible que gran parte de las familias en estas áreas intenten ponerse a salvo dentro de Turquía.