• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

El papa recibe a la Virgen de Fátima en la plaza de San Pedro

El papa recibió en la Plaza de San Pedro a la Virgen de Fátima / AP

El papa recibió en la Plaza de San Pedro a la Virgen de Fátima / AP

La talla ha salido del santuario portugués de Cova de Iria en contadas ocasiones

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El papa Francisco recibió en un altar instalado de la Plaza de San Pedro la talla original de la Virgen de Fátima, que llegó hoy desde Portugal, en el marco de la jornada Mariana del año de la Fe, organizado por la Iglesia católica.

Después del momento de oración y de la catequesis del papa Francisco de hoy, la talla será trasladada al Santuario del Divino Amor, en las afueras de Roma, donde tendrá lugar el rezo del Santo Rosario, en conexión con otros santuarios marianos.

Mañana, la imagen volverá al Vaticano para repetir la procesión por la Plaza de San Pedro y el papa Francisco celebrará una misa, tras la cual será traslada de nuevo a Portugal.

La talla de la Virgen de Fátima, que ha salido del santuario portugués de Cova de Iria en contadas ocasiones, tras llegar al Vaticano en helicóptero había sido llevada hoy en procesión primero al monasterio Mater Dei, donde se aloja el papa emérito Benedicto XVI y después a la residencia de Santa Marta, donde vive el pontífice argentino, ambas en el interior del Vaticano.

La estatua recorrió después los diferentes sectores de la Plaza de San Pedro y la procesión se detuvo durante algunos instantes en el punto donde el 13 de mayo de 1981 el turco Ali Agca disparó a Juan Pablo II.

El papa polaco era muy devoto de la Virgen de Fátima y quiso que la bala, con la que fue herido fuera incrustada en la corona que cubre la cabeza de la estatua.

La elección de la jornada mariana precisamente hoy es que en esta fecha se recuerda la última aparición de la Virgen a los pastorcillos Jacinta, Francisco y Lucía, en el año 1917.

La imagen original efectuó su primera peregrinación a Roma el 24 de marzo de 1984, en una ceremonia en la que Juan Pablo II celebró la consagración del mundo al Inmaculado Corazón de María.

Con motivo del Jubileo del año 2000, la imagen de la Virgen de Fátima visitó el Vaticano por segunda vez.