• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

El próximo jefe del Gobierno japonés pide más esfuerzos contra la deflación

Shinzo Abe, llamado a convertirse en nuevo primer ministro de Japón la próxima semana / AFP

Shinzo Abe, llamado a convertirse en nuevo primer ministro de Japón la próxima semana / AFP

Desde que los sondeos pronosticaron la victoria de Abe en las elecciones niponas del pasado domingo, los mercados han aplaudido su anuncio de fomentar una política monetaria agresiva

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El próximo primer ministro nipón, Shinzo Abe, afirmó hoy que ha instado al Banco de Japón (BOJ) a realizar mayores esfuerzos para combatir la deflación, un día antes de que la entidad emisora comience su reunión mensual sobre política monetaria.

Tras una reunión con el gobernador del BOJ, Masaaki Shirakawa, Abe indicó que le transmitió su interés por alcanzar el objetivo común de situar la inflación, actualmente en el cero virtual, en la banda del 2 % a través de medidas de flexibilización monetaria, según la agencia local Kyodo.

Tras la reunión, en la sede del Partido Liberal Demócrata, al que pertenece Abe, Shirakawa matizó sin embargo que su visita solo tuvo como objetivo "felicitar" al líder político por su aplastante victoria en las elecciones generales del domingo y dijo que durante la conversación no profundizaron sobre política monetaria.

La reunión entre ambos ha disparado las especulaciones sobre la posibilidad de que el futuro primer ministro, que será investido el próximo 26 de diciembre, incrementará la presión al BOJ para que haga mayores esfuerzos para impulsar la economía y mantener la actual depreciación del yen.

Shirakawa se ha mostrado en el pasado reacio a aceptar el objetivo del 2 % de inflación ya que, según los expertos, traería consigo pronunciados incrementos en el coste de alimentos y la energía, perjudicando a los ciudadanos.

Mañana la junta de política monetaria del BOJ comenzará su reunión de dos días, en la que se espera que sus nueve miembros discutan la posibilidad de llevar a cabo nuevas medidas de estímulo para reactivar la economía, afectada por la crisis económica global y la caída de la demanda interna.

El Banco de Japón anunció en febrero su meta de alcanzar el 1 % de inflación a partir del año fiscal 2014, a través de mantener los tipos de interés entre el 0 y el 0,1 % actual e impulsar su programa de compra de activos para inyectar liquidez en el sistema.

Desde que los sondeos pronosticaron la victoria de Abe en las elecciones niponas del pasado domingo, los mercados han aplaudido su anuncio de fomentar una política monetaria agresiva, mientras que el yen, cuya fortaleza es un quebradero de cabeza para los exportadores, ha caído fuertemente frente al dólar y el euro.