• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Cinco provincias de Siria se quedan sin suministro de electricidad

Una fuente del Ministerio de Electricidad precisó que el servicio se ha interrumpido en las provincias Latakia y Tartús, ambas en la costa mediterránea; en Homs y Hama, en el centro; y en Alepo, en el norte

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cinco provincias de Siria se han quedado sin suministro de electricidad debido a la escasez de gas que se emplea para el funcionamiento de las plantas eléctricas por "un ataque terrorista", informó el Gobierno de Damasco.

Una fuente del Ministerio de Electricidad, citada por la agencia de noticias oficial siria Sana, precisó que el servicio se ha interrumpido en las provincias Latakia y Tartús, ambas en la costa mediterránea; en Homs y Hama, en el centro; y en Alepo, en el norte.

La fuente señaló que el gas para el funcionamiento de las centrales eléctricas ha disminuido por "un ataque terrorista contra los trabajadores de la planta de gas de Kunico", en Deir al Zur, en el noreste del país.

Según el portavoz, la planta de Kunico ha dejado de funcionar, al igual que la central eléctrica de Zaizun, que suministra electricidad a la ciudad de Idleb, en el norte.

A mediados de noviembre, combatientes yihadistas se hicieron con el control de las instalaciones de gas de Kunico, las mayores del país.

Siria vive hoy una nueva jornada sangrienta con al menos dieciocho muertos, entre ellos cinco menores y una mujer embarazada, en los bombardeos llevados a cabo por la aviación del régimen de Bachar al Asad contra pueblos de la provincia de Alepo (norte) y de Deraa (sur).

En la última semana más de un centenar de personas han perecido por el impacto de proyectiles y ataques aéreos en la ciudad de Alepo, capital de la provincia homónima, y en localidades próximas.

Según la ONU, el conflicto en Siria se ha cobrado la vida de más de 100.000 personas desde su inicio en marzo de 2011, cifra que el Observatorio Sirio de Derechos Humanos elevó recientemente a más de 125.000 fallecidos.