• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

La protesta por un desalojo "okupa" se extiende por Barcelona

Los Mossos d''Esquadra retiran unas vallas que los manifestantes han colocado como barricadas | EFE

Los Mossos d''Esquadra retiran unas vallas que los manifestantes han colocado como barricadas | EFE

Can Vies es el nombre de ese edificio que hace diecisiete años fue ocupado y convertido en un centro de actividades culturales autogestionadas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La protesta callejera por el desalojo de un edificio "ocupado" desde hace años se ha extendido por la ciudad de Barcelona, con tres noches consecutivas con incidentes y varias decenas de detenidos, entre ellos varios extranjeros.

Can Vies es el nombre de ese edificio que hace diecisiete años fue ocupado y convertido en un centro de actividades culturales autogestionadas.

El pasado lunes la Policía procedió al desalojo forzoso de los ocupantes y a continuación el edificio fue derribado a petición de su propietario, la compañía de transportes de Barcelona.

Esa misma noche hubo concentraciones de protesta por el desalojo que se han repetido en las posteriores y que se han extendido por la ciudad y por otras localidades de la región, aunque los incidentes se han centrado en Barcelona.

En su mayoría jóvenes, los manifestantes han quemado contenedores y mobiliario urbano y han dispuesto barricadas para entorpecer la labor de la Policía, que en cada una de las tres noches ha llevado a cabo detenciones.

La última de ellas, anoche, se saldó con treinta detenidos, de los que seis son de nacionalidad extranjera: dos de nacionalidad mexicana, dos colombianos, un holandés y uno procedente de Bangladesh.

En declaraciones a la prensa, el responsable de seguridad del gobierno regional de Cataluña (noreste) Ramón Espadaler, reconoció hoy que la pasada noche fue "complicada", con 56 concentraciones de protesta, "la mayoría sin incidentes".

"Seguiremos siendo estrictos en la contención de expresiones de violencia para seguir haciendo detenciones y combatiendo lo que no es tolerable, que son estas expresiones violentas", añadió.

El desalojo de Can Vies fue por orden judicial tras el fracaso de las negociaciones entre el Ayuntamiento de Barcelona y los jóvenes que ocupaban esta casa desde 1997 para su traslado a otro lugar.

Los jóvenes que ocupaban el edificio cuentan con el respaldo de las asociaciones vecinales del barrio y otras entidades cívicas y se negaban a un traslado que significar algún tipo de tutela por parte de la administración.