• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

La vida privada de Hollande se colará en una rueda de prensa sobre economía

Francois Hollande, presidente de Francia / Reuters

Francois Hollande, presidente de Francia / Reuters

A cambio, el presidente espera compromisos de la patronal en términos de creación de empleos, que desde el inicio de su mandato ha sido su principal objetivo declarado

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente francés, François Hollande, se examina hoy en una esperada conferencia de prensa para precisar sus planes económicos, en la que la atención puede ser desviada hacia las revelaciones sobre su vida privada.

Hollande debe comparecer en el Palacio del Elíseo a partir de las 16.30 hora local (15.30 GMT) ante varios cientos de periodistas, que prestarán particular atención a la clarificación que esperan del jefe del Estado sobre su derecho a la intimidad.

Las revelaciones del pasado viernes por una revista del corazón de su relación con la actriz Julie Gayet han modificado el escenario previsto de esta conferencia de prensa.

Aunque buena parte de la clase política francesa ha coincidido con Hollande en que tiene derecho a una vida privada, algunos de sus rivales políticos, como el presidente del partido conservador UMP, Jean-François Copé, también han insistido en que clarifique ciertos elementos, en particular si su pareja oficial, Valérie Trierweiler, se sigue considerando la primera dama.

Esa figura no tiene ningún estatuto legal en Francia, pero en la práctica Trierweiler tiene un gabinete de cuatro personas en el Elíseo pagado con dinero público, al igual que algunos de sus desplazamientos, considerados oficiales, y su dispositivo de seguridad.

La que ha sido la compañera de Hollande en los últimos años, hospitalizada desde que se hizo pública la presunta relación con Gayet, también ha indicado que quiere saber cuál será su situación oficial.

Otra cuestión con una dimensión política de las escapadas amorosas del jefe del Estado es hasta qué punto estaba garantizada su seguridad.

Todo eso hará más difícil transmitir el mensaje del presidente sobre su estrategia económica, que desde que lo anunció el pasado 31 de diciembre pasa por el "pacto de responsabilidad" que pide a las empresas.

Con este pacto, el Gobierno se va a comprometer a una reducción masiva de las cotizaciones sociales (se habla de varias decenas de miles de millones de euros) para tratar de hacer más competitivas las empresas, en un momento de fuerte déficit comercial.

A cambio, el presidente espera compromisos de la patronal en términos de creación de empleos, que desde el inicio de su mandato ha sido su principal objetivo declarado.

La principal organización patronal, el MEDEF, por boca de su presidente, Piere Gattaz, se mostró ayer dispuesto a "participar y a implicarse activamente para construir de forma concreta el pacto anunciado", que es "el electrochoque que esperaba".

Ese "electrochoque", percibido por muchos como una vuelta de tuerca liberal de Hollande, corre el riesgo de provocar la oposición del ala más izquierdista de su Partido Socialista.