• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

El presidente turco ratifica la polémica ley de internet pero pide cambios

La lesgilación permite a las autoridades bloquear páginas web y acceder a datos sin esperar una decisión judicial, al tiempo que el Gobierno turco ha prometido reformar algunos de los puntos más polémicos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de Turquía, Abdullah Gül, ha ratificado hoy la nueva ley de internet, que permite a las autoridades bloquear páginas web y acceder a datos sin esperar una decisión judicial, al tiempo que el Gobierno turco ha prometido reformar algunos de los puntos más polémicos.

Gül firmó la ley con la condición de que el Gobierno turco modifique en el Parlamento dos puntos que han causado una ola de protestas en el país, según explicó el propio presidente en una serie de mensajes en su cuenta de la red social Twitter.

"Hay dos puntos que recibieron muchas críticas. Soy consciente de los problemas relacionados con estos dos aspectos. He contactado con el Gobierno, les he explicado mi punto de vista y les he pedido que hagan correcciones", indicó el presidente turco.

Momentos antes, el ministro de Comunicaciones, Lütfi Elvan, había señalado a la prensa que el presidente quiso modificar la ley en dos puntos y que el Gobierno accedió a hacer los cambios necesarios esta misma semana, tras ratificarse el texto.

Los cambios se refieren a que el bloqueo de las páginas web tenga que ser autorizado por un juez y a que el Gobierno no pueda acceder a los datos almacenados por una página web sin permiso judicial.

Elvan señaló que, aunque se mantiene la competencia de la Dirección de Telecomunicaciones (TIB), un organismo administrativo, de bloquear una web de forma urgente para evitar "vulneraciones de privacidad", el caso debe enviarse a un juez y éste debe ratificarla en 24 horas para que pueda mantenerse.

De no haber decisión judicial en este plazo, el bloqueo debe ser levantado, subrayó el ministro, según recoge la cadena turca NTV.

Las protestas por la anunciada ley, denunciada por muchos activistas como un intento de gran envergadura para censurar internet, derivó la semana pasada violentos enfrentamientos con la policía en Estambul.