• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

El presidente birmano vence sus temores a las ruedas de prensa

El presidente birmano / EFE

El presidente birmano / EFE

"Muchos ministros temían hablar con los medios en el pasado, incluido yo, pero yo les he animado a hablar con tranquilidad con la prensa y a dejar de rehuirla", dijo Thein Sein

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de Birmania (Myanmar), Thein Sein, confesó que ha superado su aprensión a hablar con los periodistas, durante la primera rueda de prensa que convoca durante su mandato, informan los medios locales.

"Muchos ministros temían hablar con los medios en el pasado, incluido yo, pero yo les he animado a hablar con tranquilidad con la prensa y a dejar de rehuirla", dijo Thein Sein ayer, domingo, en Naypyidaw, la nueva capital del país, según el medio "The Irrawaddy".

El mandatario explicó a los periodistas congregados que la entrevista que concedió hace unas semanas a la BBC y que fue retransmitida por todo el mundo le ayudó a superar la aprensión a los miembros de la prensa.

Thein Sein contestó preguntas sin censurar el contenido y así habló de economía, de los problemas que surgen para negociar la paz con los ejércitos de las minorías étnicas o del conflicto entre budistas y musulmanes en el estado de Rakhine, donde reconoció que necesitan ayuda internacional pero mantuvo la negativa a que la Organización de la Conferencia Islámica abra una oficina allí.

El presidente birmano tampoco tuvo repara para responder que cobraba cinco millones de kyat (5.872 dólares o 4.492 euros) al mes.

La rueda de prensa presenta una ruptura con las costumbres de los distintos regímenes militares que gobernaron el país desde el golpe de Estado de 1962 hasta 2011, cuando la última junta se disolvió y entregó el poder a un gobierno afín.

Thein Sein, primer ministro del régimen anterior, dejó el Ejército con el grado de general para asumir la jefatura del Estado y conducir al país entre las naciones democráticas.

Desde entonces, se han legalizado los sindicatos, se ha flexibilizado la censura y se han tendido puentes de diálogo con la oposición, entre otras cosas.

Ejemplo de ello es "La Nueva Luz de Myanmar", el monolítico diario de la propaganda oficial, que ha mudado su estética y estilo editorial para adaptarse a los nuevos tiempos.

A cambio, la comunidad internacional ha empezado a eliminar las sanciones que impuso contra Birmania.