• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

El presidente de Uruguay visitará al papa el 1 de junio

"El 30 tendría las reuniones oficiales en España con el presidente del Gobierno español (Mariano Rajoy) y con su majestad el rey (Juan Carlos), después sería la visita al sumo pontífice, al papa Francisco", detalló el ministro de Relaciones Exteriores uruguayo, Luis Almagro

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de Uruguay, José Mujica, quien no profesa ninguna religión, visitará al papa Francisco el 1 de junio, cuando viaje a Europa, donde también cumplirá una visita oficial a España, informó hoy el ministro de Relaciones Exteriores uruguayo, Luis Almagro.

En declaraciones al Canal 10 de televisión, Almagro confirmó además la visita del mandatario de 77 años a China del 25 al 28 de mayo, previo a su viaje a España, adonde llegará el 29 de ese mismo mes.

"El 30 tendría las reuniones oficiales en España con el presidente del Gobierno español (Mariano Rajoy) y con su majestad el rey (Juan Carlos), después sería la visita al sumo pontífice, al papa Francisco", detalló el ministro.

Según Almagro, después de viajar al Vaticano el jefe de Estado uruguayo "continuaría luego gira por España, País Vasco, Galicia, además de recoger un premio que le otorga la Fundación Mediterráneo".

El ministro no ofreció más detalles sobre el encuentro entre Mujica y el papa, aunque el diario uruguayo La República informó el pasado fin de semana de que el gobernante había pedido tener una reunión con el sumo pontífice.

En la entronización de Francisco en marzo pasado, el gobernante de Uruguay delegó al vicepresidente Danilo Astori la representación del país en el acto porque no es creyente, según indicó entonces su esposa la senadora Lucía Topolansky.

"Como el vicepresidente sí lo es, el presidente consideró más oportuno que viajara él", dijo Topolansky.

Mujica es famoso por su austeridad y su falta de apego a las formas. Cuando llegó al poder convirtió su chacra (finca rural), ubicada en una humilde zona de la periferia de Montevideo y donde cultiva flores y hortalizas, en la residencia presidencial.

Tiene un patrimonio que, sumado al de su esposa, alcanza apenas los 212.000 dólares (unos 165.000 euros) y dona el 90 por ciento de su salario de presidente a su partido, el bloque izquierdista Frente Amplio, para la construcción de viviendas sociales.

En la década de los sesenta y setenta del siglo pasado perteneció al movimiento guerrillero tupamaro, que cometió robos, secuestros, asesinatos y atentados en una época de fuerte polarización y convulsión social que derivó en una dictadura (1973-1985).

Al restituirse la democracia se incorporó al régimen de partidos con el que fue diputado, senador y ministro, antes de llegar al poder hace poco más de tres años.