• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

El presidente de Ecuador dice que ahora los españoles emigran a su país

El presidente de Ecuador, Rafael Correa / AFP

El presidente de Ecuador, Rafael Correa / AFP

La buena situación económica del país se debe a la renegociación de la deuda, a los nuevos contratos con las petroleras y a la recaudación tributaria

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, ha dicho hoy, en el pabellón Cajigal de Murcia ante 1.200 personas, que el flujo migratorio se ha revertido y no sólo regresan los compatriotas que se encuentran en España sino que debido a la crisis, hay españoles "que son recibidos con los brazos abiertos".

Correa convocó hoy Murcia a los ciudadanos de su país residentes en el Levante español para ofrecerles datos económicos del país de cara a las próximas elecciones de 2013, que resumió en que Ecuador es uno de los tres países de América Latina que más crece, un 8 % en 2011 y con una tasa de paro inferior al 5 %.

Al respecto, comentó que una empleada doméstica cobraba con el anterior gobierno 80 dólares y ahora ingresa 290, mientras que un maestro ha pasado de 300 a 800 dólares, siendo los empleados públicos de ese país los que tienen "los mejores sueldos en América Latina".

La buena situación económica del país se debe a la renegociación de la deuda, a los nuevos contratos con las petroleras y a la recaudación tributaria, logrando que Ecuador sea uno de los países de América Latina con mayor inversión pública, en torno al 14 del PIB, remarcó.

Anunció además importantes infraestructuras como la construcción de 8 centrales hidroeléctricas que estarán terminadas en 2016 y que supondrán que el 93 % de la energía tendrá origen hidráulico, pasando a ser exportadores de energía, y así están llevando a cabo un proyecto para el transporte de electricidad al norte de Chile.

La deuda del país era, en lo que denominó "época neoliberal" del país, de en torno al 90 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB), mientras que ahora se sitúa tan sólo en el 22 % porque, como recalcó, "son expertos en crisis" y han sabido salir del colapso de 1999 tras la desregulación del sector financiero de 1994.

Comentó que antes de llegar él al poder las industrias petroleras daban al país unos cuatro dólares por barril, pero ahora "el petróleo es nuestro", afirmó, y pagan unos diez dólares a una empresa que extrae el petróleo y el resto, hasta los 50 dólares, se queda en Ecuador, "ya que el dueño del recurso es el pueblo ecuatoriano".

Criticó la situación que vive España en relación a los desahucios, y se sorprendió de que la ley vigente no recogiese la dación en pago del bien inmueble, con la cual se salda la hipoteca, ya que consideró una "barbaridad" que el banco se quede con la vivienda en una subasta y que el ciudadano no sólo pierda la casa, sino que se le obligue a seguir pagando la deuda.

Señaló a la banca como culpable de tal situación, ya que cuando tenían exceso de liquidez valoraron las viviendas por encima de su valor y daban un 10 por ciento más para pagar los muebles, pero ahora, con la crisis, las familias se quedan sin casa y endeudadas para toda la vida, lo que consideró fuera de todo sentido ético.

El presidente ecuatoriano estuvo dos días en la Cumbre Iberoamericana de Cádiz y con anterioridad visitó Milán (Italia) y Sevilla, mientras que esta noche viajará a Barcelona, y luego se dirigirá a Madrid, para participar en sendos actos similares al que ha tenido lugar hoy en Murcia.