• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

El presidente de Corea del Sur insta a reforzar la vigilancia en la frontera

El presidente de Corea del Sur, Lee Myung-bak / Reuters

El presidente de Corea del Sur, Lee Myung-bak / Reuters

Las Fuerzas Armadas de Corea del Sur han sido criticadas en los últimos días por supuestamente haber descuidado la seguridad en la frontera hasta el punto de que un militar norcoreano, técnicamente enemigo, lograra cruzar la fortificada demarcación sin ser detectado

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de Corea del Sur, Lee Myung-bak, instó al ministro de Defensa, Kim Kwan-jin, a reforzar la seguridad fronteriza después de que a principios de mes un militar norcoreano desertara al Sur por tierra sin ser detectado por el Ejército surcoreano.

Las Fuerzas Armadas de Corea del Sur han sido criticadas en los últimos días por supuestamente haber descuidado la seguridad en la frontera hasta el punto de que un militar norcoreano, técnicamente enemigo, lograra cruzar la fortificada demarcación sin ser detectado.

En su cita de hoy con el ministro de Defensa, el presidente le ordenó investigar el caso a fondo, castigar a los responsables y revisar el sistema de vigilancia para evitar que ocurra un incidente similar.

Además criticó la laxa disciplina militar del Ejército que, aseguró, ha provocado una "gran decepción" entre los surcoreanos.

Previamente el jefe del Estado Mayor Conjunto del Ejército surcoreano, Jung Seung-jo, pidió disculpas por lo ocurrido y prometió tomar medidas tras abrir una investigación.

El soldado de Corea del Norte desertó de su unidad a unos 50 kilómetros al norte de la frontera el 29 de septiembre y llegó a un cuartel de vigilancia del Sur el 2 de octubre tras cruzar la Zona Desmilitarizada, una fortificada franja de 4 kilómetros que divide a Norte y Sur, según autoridades militares surcoreanas.

Las deserciones a través de la zona desmilitarizada son muy poco frecuentes debido a la fuerte vigilancia presente en ambos lados, por lo que los refugiados del Norte, la mayoría civiles, suelen acceder al Sur a través de un tercer país tras huir a China.

Desde el fin de la Guerra de Corea (1950-53), más de 23.500 refugiados de Corea del Norte han logrado instalarse en Corea del Sur, la mayoría de ellos después de los años noventa, cuando el país comunista sufrió una grave crisis alimentaria.