• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

El presidente de China visita Francia con una cargada agenda económica

Tras reunirse en La Haya (Holanda) con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, la primera etapa de su periplo francés llevó a Xi Jinping a Lyon

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de China, Xi Jinping, inició una visita de tres días a Francia con una cargada agenda económica, que incluye la firma de un acuerdo entre París y Pekín para hace oficial la entrada del grupo chino Dongfeng en el capital de la firma automovilística francesa PSA Peugeot Citroën.

Tras reunirse en La Haya (Holanda) con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, la primera etapa de su periplo francés llevó hoy a Xi a Lyon (este).

En esa ciudad, donde se celebró una manifestación pidiendo protección para los derechos humanos en China, Xi tiene programada una visita a un centro de investigación en materiales biológicos y al instituto franco-chino de la ciudad, capital europea de la seda en el siglo XIX.

Acompañado de la primera dama, la popular cantante Peng Liyuan, y por responsables de 145 empresas chinas en el marco del 50º aniversario de las relaciones diplomáticas entre Francia y China, Xi será recibido en París el jueves en el Palacio del Elíseo por el jefe del Estado francés, François Hollande.

El pasado febrero se anunció que Dongfeng y el Estado francés entrarían en el capital del grupo automovilístico PSA Peugeot Citroën para apuntalar una empresa que el pasado año volvió a tener unas pérdidas de 2.317 millones de euros.

Hollande, que visitó Pekín en abril de 2013, rubricará en París junto con Xi un acuerdo automovilístico que contempla una ampliación de capital de PSA de 3.000 millones de euros que permitirá a Dongfeng y al Estado francés disponer cada uno del 14 % de su capital, lo mismo que la familia Peugeot, el accionista histórico.

En el marco de esa entrevista, a la que seguirá un encuentro con la prensa, se espera también que se anuncie un gran contrato aeronáutico con el fabricante europeo Airbus y otros acuerdos en materia nuclear con las empresas francesas Areva y EDF.

Según anunció Xi en una columna publicada hoy en el diario "Le Figaro", Pekín espera diseñar con París "un plan de cooperación a medio y largo plazo", más allá de los acuerdos sectoriales.

En clave diplomática, otros temas que estarán sobre la mesa serán la situación en Irán, Siria o Corea del Norte, así como la tensión entre Rusia y Ucrania, vigorizada por la crisis en Crimea.

El jueves, el presidente de China participará en un fórum económico franco-chino organizado por el Ministerio francés de Exteriores, que se clausurará con sendas intervenciones de Hollande y Xi.

Francia, que cuenta con una cuota de mercado en China del 1,2 % es el segundo socio europeo de Pekín, aunque está lejos de Alemania (4,8 %).

Las exportaciones francesas a China alcanzaron los 14.700 millones de euros en 2013, lo que supone un déficit comercial de 25.800 millones en sentido opuesto que se reduce tímidamente.

El mandatario chino pronunciará otro discurso en la sede de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) y se reunirá, además, con el primer ministro francés, Jean-Marc Ayrault, y los presidentes de la Asamblea Nacional y el Senado, para cerrar la velada con una visita y una ópera en Versailles, a las afueras de París.

El viernes, el ministro francés de Exteriores, Laurent Fabius, acompañará al presidente chino a Rouen, antes de continuar su gira europea de 11 días en Alemania y posteriormente en Bélgica, en cuya capital, Bruselas, se encuentra la sede de la Unión Europea (UE).