• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Las preguntas que deja el lanzamiento del misil norcoreano

El líder norcoreano Kim Jong-un celebra el lanzamiento del misil | Foto Prensa gobierno Corea del Norte

El líder norcoreano Kim Jong-un celebra el lanzamiento del misil | Foto Prensa gobierno Corea del Norte

La acción fue condenada por la comunidad internacional

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Este domingo y pese a las advertencias de la comunidad internacional, Corea del Norte lanzó un misil de largo alcance la mañana del domingo, informó en Seúl un portavoz del Ministerio de Defensa. El lanzamiento norcoreano se produjo desde la base de Dongchang-ri, en el noroeste del país, alrededor de las 9:00 de la mañana local, agregó la fuente.

La acción tensó aún más las relaciones entre la comunidad internacional y ese país y generó una ola de reacciones de rechazo. Pero más allá de eso, hay muchos interrogantes alrededor de lo que significa el lanzamiento y lo que puede venir a futuro. Estas son algunas de ellas y sus respuestas.

¿Qué se lanzó exactamente?
Corea del Norte afirma haber lanzado una lanzadera espacial equipada con un satélite de observación terrestre. Corea del Sur afirma que se trató de un misil de largo alcance. Lo relevante no reside tanto en las características precisas del aparato sino en las verdaderas intenciones de Pyongyang.

Toda lanzadera espacial utiliza una doble tecnología y tiene aplicaciones potencialmente militares, además de las civiles. Washington y sus aliados consideran que Corea del Norte realiza estos disparos de cohetes para probar sus capacidades en materia de misiles balísticos, con miras a desarrollar un misil balístico intercontinental capaz de transportar una carga nuclear hasta territorio estadounidense. Pyongyang asegura que su programa espacial es puramente científico.

¿Corea del Norte no tiene derecho a un programa espacial?
Pyongyang reivindica ese derecho pero las sanciones decretadas por la ONU en 2006 para limitar su programa nuclear le prohíben probar cualquier sistema de misiles. Para el Consejo de Seguridad de la ONU, los disparos espaciales violan esta prohibición.

El principal protector diplomático de Pyongyang, China, da la razón a ambos campos, y defiende que Corea del Norte tiene derecho a un programa de exploración espacial, pero que debe respetar las resoluciones de la ONU.

Los norcoreanos colocaron un satélite en órbita tras el primer disparo con éxito de un cohete, en diciembre de 2012. Pero los expertos estiman que este nunca funcionó, lo que reafirma las sospechas de quienes creen que en vez de una misión científica, se trataba de una operación camuflada.

¿Cuáles son las capacidades norcoreanas en materia de misiles?
En sus discursos más beligerantes, Corea del Norte afirma ser capaz de golpear el territorio de Estados Unidos. La mayoría de expertos lo ponen en duda y estiman que el país tardará años en dotarse de esa capacidad. Si bien los disparos de cohetes permitieron hacer avanzar el programa de misiles balísticos, Pyongyang no parece dominar la tecnología de reingreso en la atmósfera, necesaria para alcanzar un territorio tan lejano como Estados Unidos. Los especialistas no saben tampoco hasta qué punto los norcoreanos son capaces de dominar la miniaturización de una bomba para poder colocarla en un misil.

¿Y ahora qué?
Washington y sus aliados quieren que se adopten nuevas sanciones en el seno del Consejo de Seguridad. Pero el órgano de la ONU todavía no ha hallado un consenso sobre el endurecimiento de las sanciones tras el ensayo nuclear norcoreano del 6 de enero. China, con derecho a veto, se opone a esas tentativas. Las tensiones seguramente escalarán, sobre todo después de que Seúl y Washington anunciaran este domingo la apertura de negociaciones para desplegar en Corea del Sur uno de los sistemas estadounidenses de defensa antimisiles más avanzados.

¿Qué quiere Corea del Norte?
Pyongyang espera que su cuarto ensayo nuclear en enero y su disparo de cohete este domingo contribuyan a empujar a Estados Unidos a la mesa de negociaciones, donde el régimen quiere obtener algunas concesiones.

Corea del Norte ya ha anunciado su intención de colocar otros satélites en órbita. Estados Unidos ha excluido hablar con el Norte mientras no haya un gesto tangible hacia la desnuclearización. Pero, para algunos, esta política llamada “paciencia estratégica” ha permitido a Pyongyang avanzar en su programa nuclear.