• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

100.000 portugueses pueden dejar su país en 2012

El éxodo masivo que se puede generar en Portugal se debe a la crisis económica que vive Europa

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La crisis económica en la que está inmersa Portugal, sumada al continuo aumento del desempleo, pueden provocar que en torno a 100.000 ciudadanos abandonen el país a lo largo de este año, según cálculos del Gobierno luso.

Así se desprende de las declaraciones divulgadas hoy por medios lusos del secretario de Estado para las Comunidades Portuguesas, José Cesario, quien admitió que en 2012 pueden repetirse los números registrados durante el pasado ejercicio.

En 2011 más de 100.000 portugueses decidieron emigrar, según cifras oficiales, en un año en el que la tasa de desempleo se situó de media en el 12,7 %.

El paro se encuentra ahora por encima el 15 %, de acuerdo con los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), lo que lleva al Ejecutivo conservador luso a augurar que la salida de emigrantes se mantenga en estos mismos niveles.

Sin embargo, Cesario precisó que aunque existe "mucha demanda" para salir del país, la oferta se ha reducido notablemente, especialmente en la Unión Europea.

"Hay un crecimiento claro de las personas que se van a países fuera de Europa, sobre todo Angola, Mozambique y Brasil -todos ellos excolonias y de lengua portuguesa-", explicó el secretario de Estado luso.

Precisamente la deteriorada situación del mercado de trabajo a nivel europeo es la razón esgrimida por el Gobierno luso para estimar que el número de emigrantes para 2011 no se incrementará.

"No creo que aumenten las cifras del año pasado porque hay mucho menos empleo en la UE. Y de hecho, hay países como Luxemburgo que pide que no lleguen más inmigrantes porque no hay trabajo para ellos", aseveró Cesario.

Aunque Portugal es un país históricamente emigrante, con comunidades importantes en países como Francia, Luxemburgo o Suiza, las cifras reflejan un notable aumento del número de ciudadanos que han abandonado el país a medida que la crisis se agravaba.

Brasil, Mozambique y Angola, todos ellos con altas tasas de crecimiento, se han convertido en el destino preferido de la mayoría de estos nuevos emigrantes lusos, la mayoría de ellos jóvenes.