• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

La policía rusa detuvo a varias personas en un acto contra la homofobia

Los detractores de las minorías sexuales tiraron huevos, petardos y granadas de humo contra sus oponentes y gritaron consignas como "Sodoma no pasará", según las agencias rusas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La policía rusa disolvió hoy una acto público por los derechos de las minorías sexuales y detuvo a varios manifestantes en San Petersburgo, una de las primeras ciudades en aprobar una ley contra la propaganda homosexual entre menores.

La policía intervino cuando alrededor de 200 enemigos declarados de las minorías sexuales se enfrentaron a varias decenas de personas que salieron a la calle en la segunda ciudad del país para protestar contra la polémica ley contra la propaganda homosexual, que aprobó de manera definitiva este mes la cámara baja del Parlamento ruso.

Los detractores de las minorías sexuales tiraron huevos, petardos y granadas de humo contra sus oponentes y gritaron consignas como "Sodoma no pasará", según las agencias rusas.

La policía trató de frenar a los más violentos, según Interfax, aunque finalmente optó por disolver a los defensores de las minorías, que se congregaron en un parque de la ciudad habilitado especialmente para celebrar actos públicos sin necesidad de pedir permiso a las autoridades municipales.

El Parlamento ruso prohibió hace pocos más de dos semanas la propaganda de la homosexualidad, en una nueva vuelta de tuerca en la campaña del Kremlin para frenar la importación de los valores de tolerancia hacia las minorías sexuales en un país que presume de ser la nueva reserva moral de Europa.

La ley, que recibió en su tercera lectura el apoyo de 436 diputados de la Duma o cámara de diputados, mientras sólo uno se abstuvo y nadie votó en contra, prohíbe la propaganda homosexual entre los menores de edad.

Días más tarde, la Duma aprobó otra ley homófoba que prohíbe la adopción de niños rusos por parte de parejas del mismo sexo o de personas solas que residan en países en las que están reguladas las uniones homosexuales.