• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Unos 2,5 millones de personas necesitan asistencia alimentaria en Siria

Vista de varios edificios destruidos el 2 de octubre de 2012, en el distrito de Saif al Dawle, en la ciudad de Alepo, Siria | MAYSUN /EFE

Vista de varios edificios destruidos en la ciudad de Alepo, Siria | MAYSUN /EFE

La Organización Mundial de la Salud alertó que, a causa de la inseguridad, el acceso a las instalaciones sanitarias es cada vez más complicado

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Unos 2,5 millones de personas necesitan asistencia alimentaria en Siria, pero por ahora el Programa Alimentario Mundial (PAM) sólo logra entregar comida a 1,3 millones aunque cree posible poder llegar a los 1,5 millones a finales de diciembre.

Así lo anunció hoy la portavoz del PAM, Elisabeth Byrs, quien oficializó con su anuncio una petición realizada el pasado octubre por la Media Luna Roja, la principal entidad colaboradora de las agencias de las Naciones Unidas sobre el terreno.

Precisamente, Byrs explicó que, aunque tuvieran el dinero para comprar alimentos para 2,5 millones de personas, no podrían entregarlos por falta de otras entidades y grupos sobre el terreno con la capacidad suficiente para distribuirlos.

La inseguridad va en aumento, por lo que las restricciones de movimientos tanto del personal de la ONU como de algunos de sus colaboradores (camioneros contratados, ONG locales) crecen día a día.

De hecho Byrs señaló que uno de los problemas más acuciantes es el hecho de que haya comida guardada en almacenes centrales pero que no se pueda tener acceso a ella a causa de la inseguridad.

Estos 2,5 millones de personas que necesitan asistencia alimentaria se incluyen en los 4 millones de personas que según la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitario de la ONU (OCHA) precisan ayuda.

De éstos, según la OCHA, dos millones son desplazados internos.

Una cifra, que la Media Luna Roja eleva a 2,5 millones, un número asumido por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

La situación se deteriora cada día para la población civil, que ha visto cómo los precios del combustible, de la harina y del pan se han doblado e incluso, en alguno casos como en Alepo, se han cuadruplicado.

Por ahora, en el PAM se concentran aún en alcanzar a 1,5 millones de personas: para alimentarlos se necesitan 15.000 toneladas métricas de comida cada mes, con un costo de 22 millones de dólares.

Para poder mantener este objetivo hasta junio del 2013, el PAM necesita 132 millones de dólares.

Por otra parte, el ACNUR ha registrado 500.000 refugiados sirios en los países vecinos pero sabe que la cifra real se eleva a 800.000, por lo que el PAM se prepara para poder alimentar a éste último número de personas hasta junio del 2013.

Para ello necesitará 200 millones de dólares.

Hasta la fecha, el PAM distribuye comida en Irak, Jordania, Líbano y Turquía, y comenzará a hacerlo en breve en Egipto, dado que acaba de recibir una solicitud al respecto.

Por otra parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS), alertó que, a causa de la inseguridad, el acceso a las instalaciones sanitarias en el interior de Siria es cada vez más complicado, un problema que se añade a la falta de personal médico y a la creciente escasez de medicamentos.

"En la mayoría de las farmacias ya no hay ni analgésicos. La mayoría de los medicamentos se producen localmente y como algunas fábricas están destruidas y a otras les faltan ingredientes la producción ha caído enormemente", afirmó Tarik Jasarevict, portavoz de la OMS.

Jasarevict explicó que los representantes de la OMS en Siria visitaron la semana pasada el hospital de Damasco, que cuenta con 400 camas y está regido por el ministerio de Salud.

En esa visita, los representantes de la OMS fueron informados de que se reciben entre 70 y 100 heridos diarios, la mayoría víctimas de disparos y explosiones.

Estos heridos tienen que ser tratados sin cumplir los mínimos estándares, porque el hospital no cuenta con suficientes medicamentos, ni tan siquiera con anestesia.

Asimismo, se constataron varios casos de malnutrición severa en personas que provenían de las áreas rurales que circunvalan Damasco.

Dicho esto, Jasarevict especificó que la información obtenida se refiere a un solo hospital y que no se pueden hacer extrapolaciones con respecto al resto del país.